Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Tremendo ejemplo

Tremendo ejemplo Tremendo ejemplo

Qué maravilla. Qué ganas dan de mostrarle la tarjeta de aplausos a Fútbol Más, quienes a través de los talleres que hacen en los barrios de Chile y de otros países de Latinoamérica, llevan años usando la tarjeta verde para premiar los valores positivos del fútbol.

Hay que sacarse el sombrero. Una ONG ha logrado lo que parecía imposible: que los chilenos respetemos el himno nacional de nuestros adversarios en plena euforia de una Copa América que nos tiene como dueños de casa.

La idea es brillante y le pertenece a Futbol Más, organización que creó la Tarjeta Verde, “una herramienta pedagógica que no expulsa ni amonesta, sino que premia todo tipo de acciones positivas dentro y fuera de la cancha. Una oportunidad para reforzar la esencia positiva del fútbol, lo lindo de jugar, el trabajo en equipo, la creatividad y la alegría que produce”, explican.

Ideada originalmente en 2008 para desarrollar el potencial y los recursos que tienen los miles de niños con los que trabajan en 49 barrios de Chile, la tarjeta verde es eso, literalmente, una tarjeta de papel que en este caso, el de la Copa que se juega en Chile, dice “América nos une, no hagas tú la diferencia. América es el reflejo de todas sus culturas. Valoremos lo positivo de nuestro continente y, en señal de respeto, ¡levantemos esta tarjeta verde durante el himno de nuestro país hermano!”. Todo ese texto va acompañado de una foto del capitán de la Roja, Claudio Bravo, y de su nombre completo.

Es él quien nos está hablando. Es él quien nos mira con su mano en el pecho. Bien pensado y bien diseñado. Por algo, una gran mayoría de los 46 mil asistentes que llegaron a la inauguración de la Copa América Chile 2015 levantaron la Tarjeta Verde y, al mismo tiempo frente el televisor, fuimos millones lo que sentimos alivio, primero, y el pecho inflado después.

Por fin dábamos una muestra de educación cívica, justo cuando tantos países nos observaban en vivo y en directo. Volvió a pasar la noche del lunes frente a México, y ojalá se repita en el partido con Bolivia.

Este viernes, unos cincuenta voluntarios de Fútbol Más y de UNICEF distribuirán las tarjetas en los asientos del Estadio Nacional para que el cambio de paradigma se siga profundizando. “Fue muy emocionante ver cómo miles de personas se sumaban a una causa tan bonita como es la promoción de la inclusión… La Copa América es una excelente oportunidad para promover un cambio cultural en la sociedad” dijo Hai Kyung Jun, representante de UNICEF para Chile.

Qué maravilla. Qué ganas dan de mostrarle la tarjeta de aplausos a Fútbol Más, quienes a través de los talleres que hacen en los barrios de Chile y de otros países de Latinoamérica, llevan años usando la tarjeta verde para premiar los valores positivos del fútbol.

“Lo que vimos en el Estadio Nacional fue el reflejo de ese trabajo amplificado muchas de veces. Miles de personas que no se conocían pudieron compartir el sueño de un país cálido, que recibe al país vecino como un hermano y eso nos llena de orgullo”, cuenta Guillermo Rolando, Director Ejecutivo de Fútbol Más.

Es eso, y no en cambio la delirante y clasista tesis de Hermógenes Pérez de Arce, lo que explica el buen comportamiento del público en los partidos que ha disputado Chile en la Copa América. Tremendo ejemplo.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día