Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

¿Tú también, Claudio Orrego?

¿Tú también, Claudio Orrego? ¿Tú también, Claudio Orrego?

Orrego sabe perfectamente bien que el polémico cierre de la vía Roja fue solicitado a la Conaf y al SAG por las empresas privadas de Arturo Lyon sancionadas por la Justicia y le decimos que reemplace el texto publicado en el cartel que impide el acceso al Manquehue, por uno que indique "suba a las alturas con precaución y correctamente equipado".

Patricio Herman

Por


Presidente Fundación Defendamos la Ciudad

En El Dínamo ya nos hemos referido a la devastación ambiental producida años atrás, con motivo de un loteo brujo, por lo tanto ilegal, ejecutado por un influyente privado inmobiliario, Arturo Lyon, en la parte alta del cerro Lo Curro, comuna de Vitacura, texto que se lee en este link.

Ahora bien, nuevamente, en edición del sábado 30/09/17, el diario El Mercurio después de asistir el día anterior con otros medios de expresión a una conferencia de prensa convocada por el intendente Orrego, llevada a cabo minutos después de terminada una reunión realizada con distintas autoridades sectoriales en esa misma dependencia pública, insiste en que, por un fallo de la Corte Suprema, se ha tenido que cerrar la vía Roja situada en Lo Curro.

Así, injustificadamente se ha impedido el libre acceso de los deportistas y excursionistas al cerro Manquehue, lamentando que todos los medios de comunicación que asistieron al punto de prensa, a quienes por el motivo fácil de entender, no se les permitió la entrada a la mencionada reunión, repitieron como loros esa cantinela propalada por el propio Orrego.

Quien destruyó la flora y avifauna hace 10 años fue el privado y por ello la fundación Defendamos la Ciudad, con el abogado Gustavo Cruzat, quien redactó el libelo, lo denunció en el Consejo de Defensa del Estado (CDE) organismo fiscal que hizo muy bien su pega en los tribunales y por ello la Corte Suprema sancionó ejemplarmente a la Municipalidad de Vitacura y a las 2 sociedades de Lyon.

En esa reunión del viernes 29 de septiembre reciente, el intendente Orrego instaló una mesa de trabajo para definir los pasos a seguir en relación al discrecional y arbitrario cierre de la vía Roja y para ello convino planes de acción con la Municipalidad de Vitacura, la que en su oportunidad permitió, emitiendo actos administrativos truchos por parte de su Dirección de Obras, la devastación ambiental causada por el mencionado particular, con el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), con la Seremi del Medio Ambiente, con el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), con la Corporación Nacional Forestal (Conaf) y con las asociaciones civiles Club Andino Los Malayos y Asociación de Parques Cordillera.

Allí se sostenía que el principal argumento para impedir el acceso al sendero que conduce al cerro Manquehue, a través de la vía Roja, es el peligro que causan los perros domésticos para la fauna silvestre existente pues, en palabras del representante del SAG, sus irresponsables dueños los dejaban sueltos (sic). En la reunión, como era de esperarse, ni un solo reproche para el único autor del estropicio territorial, aunque sí se reconoció que allí no se podía construir nada, pero siempre omitiéndose el nombre y el apellido del sujeto que actuó violando la ley.

No solo somos nosotros los que criticamos la manera cómo se está tratando este caso y por ello proponemos que lean la opinión que tiene el periodista Rodrigo Guendelman sobre lo mismo, en este link.

Aunque sentimos simpatía personal por Orrego, por este vergonzoso episodio, tenemos la obligación de manifestarle a través de este medio que él como máxima autoridad del gobierno regional metropolitano de Santiago y como destacado político del partido Demócrata Cristiano, más aún, habiendo sido precandidato presidencial, bajo ninguna circunstancia puede emitir juicios tan mendaces. Ese vicio hay que dejárselo a la prensa que, por su poder económico y por su alto grado influencia, establece diariamente la agenda noticiosa.

Ahora esperamos una pronta retractación de Orrego, ya que él sabe perfectamente bien que el polémico cierre de la vía Roja fue solicitado a la Conaf y al SAG por las empresas privadas de Lyon sancionadas por la Justicia y le decimos que lo razonable y deseable para todos es que se reemplace el texto publicado en el cartel, emplazado en la vía Roja, que impide el acceso al Manquehue, por uno que indique “suba a las alturas con precaución y correctamente equipado”.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día