Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Uber-emprendedores

Uber-emprendedores Uber-emprendedores

El crecimiento de Uber se debe, por lo tanto, a la legislación vigente y el bajo crecimiento económico.

Los taxistas se han tomado el debate de Uber y la clase política responderá, sin duda, con alguna ley que, significará más costos para la clase media y mayor recaudación para ellos sin resolver, obviamente, el problema de fondo que es el empleo.

El debate de la “reforma” laboral se centró en la antigua pugna Sofofa-Cut cuya realidad, obsoleta, se basa en la existencia de sólo dos “frentes”: El dueño y el explotado trabajador, dejando de lado una realidad creciente basada en la independencia laboral. Sin duda que los avances sindicales son importantes. Mi crítica se centra que en que hablar de “reforma” es demasiado y “laboral” es injusto por excluir a los trabajadores independientes y también los trabajos flexibles de calidad que permitan la inclusión laboral, de hecho, Uber está haciendo el trabajo que el Ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, no ha logrado y que es generar empleos de calidad.

El número de mujeres que pueden trabajar y no la hacen por diferentes razones -relacionadas a la exclusión laboral- es de un 54,7%. Durante el año 2016 se crearon sólo 131 mil puestos de trabajo nuevos para la mujer. Las razones de desaliento, para abandonar el mercado laboral es de 42 mil mujeres siendo está, una de tantas causas para abandonar el mercado laboral; la inflexibilidad y condiciones de trabajo coartan el derecho a trabajar de mujeres y jóvenes, principalmente.

Uber es una aplicación que junta a oferta con demanda, convirtiendo a cada uno de los 25 mil inscritos y en trámite de conductores-uber en emprendedores; ellos trabajan con la aplicación y no para ella como se ha hecho creer. La razón para aventurarse se basa en las deficiencias del mercado laboral, es decir, de haber suficientes empleos de calidad Uber no tendría la relevancia que está teniendo; la mejor forma de eliminar Uber, por lo tanto, sería crear puestos de trabajo.

La alternativa a Uber es trabajar por ¿el sueldo mínimo?, ¿para qué?, ¿para alimentar un sistema de pensiones obligatorio?, ¿para dar el fruto de nuestro esfuerzo obligatoriamente a un sistema de salud que genera altos precios y deterioro creciente de la calidad para el que paga?, ¿Para gastar gran parte de los ingresos en un sistema de transporte indigno?; etc., etc.,, etc.

El mercado laboral se ha vuelto un lugar donde muchos no quieren participar y peor, desatendida las necesidades de las personas, se crean trabas al trabajo independiente. La reforma laboral excluyó y castigó el trabajo independiente que ha quedado en el limbo: Para las leyes laborales los independientes son empresas y no personas. Para los emprendedores… no son empresas ni emprendedores. ¿Entonces?

El crecimiento de Uber se debe, por lo tanto, a la legislación vigente y el bajo crecimiento económico. Regular esta aplicación será sólo perpetuar las rentas monopólicas de un gremio que ha sido castigado por los usuarios, en preferencia y desatender la creciente necesidad de proteger y fomentar el trabajo independiente.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día