Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

País

Un logro y una oportunidad: Más democracia en las instituciones de educación superior

Un logro y una oportunidad: Más democracia en las instituciones de educación superior Un logro y una oportunidad: Más democracia en las instituciones de educación superior

La iniciativa legal que se enviará al Congreso también busca resguardar el derecho de asociación de los miembros de las comunidades de todas las instituciones de educación superior, derecho que es vulnerado en gran parte de los planteles privados. Ahora los estatutos internos no podrán prohibir la libre organización de sus estudiantes y personal administrativo

Por


Presidenta FEUC

Después de varios años de movilizaciones hemos obtenido un logro importante. La Presidenta Michelle Bachelet firmó el proyecto de ley que deroga los artículos del DFL2 que impiden la participación vinculante de la comunidad universitaria, tanto en la elección de autoridades como en los organismos colegiados donde se toman las decisiones relevantes de las casas de estudio.

No es toda la reforma que queremos y no agota la lucha que estamos dando, junto a la ciudadanía, por cambios que transformen definitivamente el modelo educacional para que vaya en beneficios de todos. Pero es un paso significativo.

En primer lugar, porque fruto del diálogo y la movilización perseverante obtuvimos respuesta a una demanda largamente exigida por el movimiento estudiantil. En segundo lugar, porque no estaba en el programa del actual gobierno, pero hubo suficiente flexibilidad para acceder a ella. Y en tercer lugar, aunque no por ello menos importante, porque con esto empezamos a dejar atrás uno de los vestigios de la dictadura. Ojalá sea un signo de lo que viene para que por fin podamos terminar con un modelo educacional que fue impuesto, sin participación alguna, en una época oscura de nuestra historia reciente.

La iniciativa legal que se enviará al Congreso también busca resguardar el derecho de asociación de los miembros de las comunidades de todas las instituciones de educación superior, derecho que es vulnerado en gran parte de los planteles privados. Ahora los estatutos internos no podrán prohibir la libre organización de sus estudiantes y personal administrativo. Estamos contentos, sobre todo porque este logro es para nuestros compañeros de institutos profesionales, centros de formación técnica y universidades privadas. Nunca más alguien podrá prohibirles organizarse y plantear sus legítimas demandas.

Es imprescindible que parlamentarios y rectores tengan voluntad política para concretar este proyecto. Primero, aprobando la iniciativa en el Congreso sin desnaturalizarla con acuerdos cocinados entre cuatro paredes y luego implementándola en las casas de estudio, abriendo las puertas a la democratización de las instituciones. Avanzar en esto es muy necesario para construir la educación superior en comunidades donde las miradas de todos sean tomadas en cuenta, donde no exista una imposición de particulares sobre la orientación académica y donde toda una comunidad sea corresponsable de un proyecto educativo construido entre todos, con decisiones adoptadas con absoluta transparencia.

Este año en la Universidad Católica hay elecciones de rector y el 2015 se redactará un nuevo Plan de Desarrollo Institucional. Desde la FEUC esperamos que ambos procesos sean una oportunidad para abrir más canales de participación a todos los estamentos de nuestra comunidad universitaria.

Actualmente, queda a discreción de las autoridades de turno considerar las opiniones y aportes de otros miembros de la universidad. En algunos organismos colegiados se ha logrado que los estudiantes tengan voz, pero esto de ninguna manera ha sido garantía de capacidad para incidir. En nuestra institución hoy resulta necesario establecer una estructura de representación interna que sea capaz de asegurar y canalizar las opiniones, críticas y aportes de cada estamento, que permita que las decisiones tomadas en la construcción del proyecto educativo sean representativas de las deliberaciones de la comunidad en su conjunto, y no solo de una parte de ella.

Creemos que ha llegado el momento de abrir las puertas a la participación de todos porque este nuevo siglo lo exige. En todas partes los chilenos piden hoy ser consultados y ser parte de las decisiones, rechazan los procedimientos adoptados entre cuatro paredes por unos pocos, y pide transparencia. Por eso invitamos a nuestra comunidad universitaria y a las demás instituciones a concretar este gran anhelo, sin miedo, con la confianza de que una comunidad es mejor si se construye entre todos.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día