Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Una alternativa digital a los commodities de Chile

Una alternativa digital a los commodities de Chile Una alternativa digital a los commodities de Chile

Últimamente Chile ha estado sufriendo las constantes bajas en el precio de los commodities, y para un país que depende en gran manera de las exportaciones del cobre, esto resulta muy preocupante. Sin embargo, más que tomar esto como un mal augurio, deberíamos considerarlo una oportunidad para abrir bien los ojos y mirar la alternativa digital que tenemos directamente frente a nosotros.

Por


Presidente Grupo Digevo

Me refiero al talento, a la creatividad y a la innovación que abundan hoy en el país. Esos atributos que de la mano de la tecnología están encontrando un lugar cada vez más importante en el sistema económico actual a nivel mundial. Sumado a que hoy, los consumidores chilenos ya se acostumbraron también a recibir notables servicios digitales desde sus smartphones, y a que nuestros nativos digitales están creando nuevas soluciones prácticamente a diario.

A pesar de esto, la adopción de los servicios digitales a nivel corporativo, y, principalmente, los beneficios que podrían proveernos a nivel nacional, siguen siendo minoritarios. Y cuando esto sucede, en pleno auge de la era digital, sí podemos meternos en un problema: el de no avanzar al ritmo del resto del mundo.

Los vaivenes del precio del cobre siempre existirán, pero la dependencia de todo un país de estas cifras es algo que no puede continuar, mucho menos cuando existen alternativas que están simplemente esperando una decisión para empezar a mejorar, desde diferentes frentes, el día a día de los ciudadanos.

Los nuevos talentos, emprendimientos y diferentes servicios que surgen de la innovación y la tecnología, se convierten en una solución a los problemas del siglo XXI, una respuesta que permitiría reformular las estructuras de las diversas industrias que hoy podrían ser mucho más competitivas y eficientes, si permitimos que ingresen a esta era digital, donde la tecnología desdibuja límites y plantea nuevos marcos.

Estos cambios son necesarios hoy y definitivamente se traducen en ventajas significativas para Chile, un país que hoy se está integrando a una economía digital, más productiva y equitativa, en la que las comunicaciones, tendencias en tecnologías, la existencia de infraestructuras y redes inteligentes, se articulan para moldear nuestro día a día a nivel personal y como país.

Es por todo lo anterior que debemos permitirnos incorporar estos cambios a nivel general. Sólo así crearemos la instancia para que nuevos proyectos e ideas puedan agregar valor a los procesos, productos y servicios ya existentes en el país, y para integrar nuevas posibilidades, al aplicar respuestas digitales a problemas locales, soluciones que jamás existirán si no somos nosotros mismos quienes las creemos.

Para que podamos avanzar aún cuando eventualmente nos quedemos sin el ingreso del cobre, debemos destrabar el desarrollo y la exportación masiva de servicios digitales, y fomentar la creación de una oferta de innovación a la par con el talento existente en nuestro país.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día