Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Músicos chilenos entendieron la fórmula para lograr el éxito: Internet

Bandas como Prehistöricos, Astro y Dënver son más conocidos en el exterior que dentro del país, aunque reconocen que continúan teniendo problemas, porque vender discos sólo con la Red es complicado.


POP

25 de mayo, 2014

Autor:

/ the-youthquake.com / the-youthquake.com

El pop chileno ha sido un común denominador de los festivales independientes del mundo hispano en los últimos años, porque “los músicos chilenos entendieron la fórmula, y la fórmula es Internet”, expresa la vocalista de Prehistöricos, Jessica Romo.

La banda resolvió la ecuación y gracias a que editaron un disco casero, “La orquesta oculta”, que se difundió por las redes sociales, el grupo formado en 2010 en Santiago por Romo y Tomás Preuss, logró recorrer Latinoamérica a ritmo de sintetizador y guitarra.

Dos años después, las marcas les patrocinan, les llevan a festivales y por fin un sello les ha lanzado un disco, “Nuestro día vendrá”, el primer pasito de Prehistöricos dentro de la industria musical.

“Es el primero que tenemos en serio, el primero que se graba en un estudio, porque ‘La orquesta oculta’ lo grabamos en casa y con el inevitable miedo a que no saliera como queríamos”, comenta Jessica, apodada musicalmente como Jeca.

Astro, la psicodélica banda chilena, se sube por fin a un escenario del Primavera Sound en Barcelona, y Dënver también visitará la ciudad de Gaudí pronto para formar parte del Primavera Pro.

Y es que el pop chileno se escucha casi más fuera que dentro del país. “Nosotros tenemos muchos más fans en México que en Chile y eso ha sido gracias a Internet”, comenta la vocalista prehistörica.

“La gente está mas pendiente de lo que se dice en las redes sociales y por eso hay bandas que se marchan fuera a hacer carrera. Es más fácil volver, que hacer el recorrido inverso”, concluye Romo, quien además de formar parte de este dúo con Tomas Preuss es actriz.

Después de que el diario español “El País” publicara un reportaje sobre la nueva camada de pop chileno, los medios chilenos empezaron a prestar más atención a la música electrónica de las bandas más jóvenes.

“En Chile siempre se va un paso atrás. Si fuera se dice que es bueno, aquí lo aprueban, y no pasa sólo en la música. Yo estaba en una compañía de teatro y nos fuimos a España, porque sabíamos que si triunfábamos allí, cuando volviéramos, aquí todo el mundo iba a ir a nuestras funciones”, relata Jeca.

Bebedores de Beach House, Yo la tengo, y Sigur Rós, los Prehistöricos encandilan a los adolescentes con sus historias de desamor a ritmo de pop, hasta tal punto que en abril del pasado año fueron teloneros de The Cure en el Estadio Nacional.

“Uno de los conciertos que con más cariño recuerdo fue el que dimos en la Tienda Nacional, una sala muy chiquitita. Fue justo después del de The Cure. Hacía poco que habíamos tocado ante 60.000 personas y dos días después lo hacíamos frente a una treintena. La sensación de ver sus caras tan de cerca fue increíble”, recuerda Romo.

Pero a pesar de haber sido apadrinados por Robert Smith y sus chicos, Prehistöricos sigue teniendo problemas para moverse, porque vender discos sólo con la Red es complicado.

El Fondo de Cultura tiene una ayuda llamada Ventanilla Abierta que sirve para promocionar la música nacional en el exterior y financia los pasajes de las bandas que son invitadas a festivales en el extranjero.

“Pero el problema es que hay más de 200 bandas que quieren salir. No estamos hablando sólo de pop, sino de todas las líneas musicales, clásica, rock, folclore. Y todos acuden al mismo sitio a pedir ayuda”, explica la cantante.

Romo cree que “el problema de la música en Chile es principalmente la educación. Los chilenos no consumimos cultura, porque no es algo que se nos inculque desde que somos niños, y eso hace que tampoco exista mucha identidad como país”, concluye. 

Comenta esta noticia