Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Muere Tommy Ramone, el último superviviente de los Ramones

Nacido en Hungría como Tama Erdelyi, fue el baterista de la banda en sus tres primeros discos, piezas fundamentales del punk rock.


POP

12 de julio, 2014

Autor:

/ @RamonesOfficial / @RamonesOfficial

 Al principio era el manager del grupo, pero Tommy Ramone, el último superviviente de los Ramones originales, tuvo que sentarse a la batería porque nadie más quería hacerlo. Una decisión rápida, cruda y directa, como el sonido que hizo de los de Queens una de las bandas más influyentes del punk.

En realidad, el primer “batero” fue Joey (Jeffrey Hyman), el vocalista, pero la banda cada vez tocaba más rápido y no podía seguirles, según cuenta el músico en “Por favor, mátame“, una historia del punk a cargo de Legs McNeill y Gillian McCain.

Tommy Ramone, nacido en Hungría en 1952 con el nombre de Tama Erdelyi, ya no soltaría las baquetas hasta 1978. Grabó la batería de los tres primeros discos del grupo, para muchos, los mejores: “Ramones” (1976), “Leave Home” y “Rocket to Russia“, y también en su primer trabajo en vivo, “It’s alive“, todos ellos de 1977.

Considerado el componente más “normal” de la banda neoyorkina, Tommy fue el autor de dos de sus mayores éxitos, “I Wanna be Your Boyfriend” y “Blitzkrieg Bop“, además de productor de varios de sus discos.

Su relación con John Cummings (Johnny Ramone) se remonta a su juventud cuando ambos formaron parte de la banda de “garaje” Tangerine Puppets.

Tras abandonar Los Ramones siguió ejerciendo de productor en álbumes como “Tim” (1985), del grupo de rock alternativo The Replacements, o “Neurótica” (1987), de Redd Kross.

El último proyecto en el que participó fue como intérprete de bluegrass, junto a Claudia Tenam, con quien solía actuar por el circuito de bares de Nueva York y Connecticut.

Aunque le sobrevive Marky Ramone, que le sustituyó como batería y que ha visitado Chile en varias ocasiones sacando partido del legado ramoniano, la muerte de Tommy Ramone pone punto final a la casi maldita historia de los Ramones originales.

Joey Ramone falleció de un linfoma en 2001, con sólo 49 años. Dee Dee, el bajista, le siguió unos meses después, lo suyo fue una sobredosis. Y Johnny murió también de cáncer en 2004, con 55 años.

Los Ramones fueron parte decisiva de la primera ola punk neoyorquina que, junto a otras bandas como Television, Blondie o Patti Smith convirtieron la sala CGBG en un templo de modernidad, pero lo cierto es que su influencia posterior ha sido mucho mayor que el éxito que alcanzaron en su momento.

No sólo inspiraron el punk inglés de los ochenta, también bandas estadounidense de los noventa como Offspring o Greenday tienen una gran deuda con ellos y con sus canciones cortas, de apenas dos minutos, que reducen el rock and roll a su mínima y más potente esencia.

La noticia de la muerte de Tommy Ramone fue anunciada a través de las redes sociales y en el anuncio se incluyen unas palabras suyas de 1978 en las que expresa sus sensaciones como componente del grupo: “The Ramones no fueron solamente música: fue una idea, recuperar todo el sentimiento que la música rock había perdido”.

Comenta esta noticia