Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Quiénes son los candidatos al Premio Nacional de Literatura 2016

En la lista hay representantes de cuatro generaciones literarias, del 50 al 80.


POP

8 de agosto, 2016

Autor:

/ Agencia Uno / Agencia Uno

En las próximas semanas, el ministerio de Educación deberá entregar el Premio Nacional de Literatura 2016 con un hito en la cantidad de candidatos que compiten: 17 destacados nombres postulan como la mejor pluma este año, casi el doble de 2014, cuando resultó ganador el escritor Antonio Skármeta.

El premio bianual es definido por un jurado, que fue constituido en julio pasado en cada una de las disciplinas correspondientes a 2016. Ellos son Adriana Delpiano, ministra de Educación; Ennio Vivaldi, rector Universidad de Chile; Jaime Espinosa, rector Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, UMCE representante del CRUCH; y Adriana Valdés, representante de la Academia Chilena de la Lengua.

Solo uno de los 17 postulantes será el ganador, quien se adjudicará $ 18 millones, más una pensión vitalicia de unos $ 900 mil mensuales. En la lista hay representantes de cuatro generaciones literarias, del 50 al 80. (Haz clic en cada nombre para conocer más acerca de ellos).

Teresa Calderón (61): su estilo literario se ha caracterizado por el uso de la ironía, el humor negro y los juegos semánticos y sintácticos, por el cruce premeditado entre ficción y autobiografía y, sobre todo, por la sencillez y sobriedad en la expresión. Su primer poemario, apareció en 1984. Desde entonces, libros y reconocimientos se sucedieron.

Thomas Harris (60): La obra de Tomás Harris podría caracterizarse a partir de tres rasgos fundamentales: su marcada visualidad, su carácter intertextual y el ser una indagación literaria en el horror cotidiano. A partir de “Cipango”, su poesía continuó desarrollando el tema del viaje e inició un diálogo textual con las crónicas de Indias y otros relatos, construyendo así una “antiépica” latinoamericana

Delia Domínguez (84): En 1955, publicó su primer libro de poemas Simbólico retorno. Su labor como poeta no excluyó otros géneros de la producción literaria; es así como muchas de sus crónicas fueron publicadas en la revista Paula, en la cual también se desempeñó como jefa de redacción y crítica literaria.Pedro Lastra (84): 

David Rosenmann-Taub (89): Su poesía -en la que afirma haber plasmado su experiencia- ha sido considerada hermética y difícil. Sin embargo, el Premio Nacional de Literatura 2004, Armando Uribe Arce, ha señalado que Rosenmann-Taub es el “poeta vivo más importante y profundo de toda la lengua castellana”.

Claudio Bertoni (70):Su obra se ha caracterizado por un marcado sello autobiográfico, por el humor y el tono coloquial de su escritura y la descripción de escenas cotidianas; asimismo, presenta cierto minimalismo ligado a filosofías orientales, junto con un permanente recurso al erotismo y al deseo, que rara vez aparece satisfecho. 

Elicura Chihuailaf (64): La mayor influencia sobre su producción literaria -aunque ajena a los cánones de la cultura escrita- la ejercieron sus abuelos, padres, tíos y tías, quienes cantaban a orillas del fogón como preparativo ritual, pues su abuelo era lonko de la comunidad.

Carmen Berenguer (70):Poeta, cronista y artista visual, dio a conocer su trabajo creativo en los años ochenta. Su propuesta conjuga opinión política, crítica cultural y reflexión sobre el lenguaje, cuyas texturas orales y escritas la autora explora a la luz de una estética altamente provocadora. Su proyecto poético manifiesta un compromiso social profundo, que la lleva a desarrollar temas como la ciudad y sus problemáticas, con especial énfasis en aquellas vinculadas a la política y el mercado.

Manuel Silva Acevedo (74): Para el poeta la poesía parte, por lo general, de una imagen: “Yo siempre visualizo plásticamente las imágenes y si no veo nada, no hay poema. Yo creo que siempre ha habido, y siempre ha sido muy fructífera la interacción de las artes. Y en la medida en que las artes están tan divorciadas unas de otras, se pierde el vuelo común de un movimiento, o de una escuela o de una generación”.

Omar Lara (75): Además de producir una de las obras más importantes de su generación, Omar Lara ha contribuido al conocimiento de la poesía chilena en Rumania y de la poesía rumana en nuestro país, al traducir poetas como Marin Sorescu y Mihai Eminescu, entre otros.Elvira Hernández (65):

Floridor Pérez (78):pertenece a la generación literaria de 1960 y dentro de ésta ha sido ubicado por la crítica como representante de la corriente lárica -cuyo máximo cultor fue Jorge Teillier y que, básicamente, se propone como una forma alternativa de vida frente a los excesos alienantes de la vida moderna-, pero también dialogante con la antipoesía, en la medida que integra al tejido poético elementos coloquiales y populares siempre en una perspectiva crítica, sin dejar de lado el humor y la ironía.

José Ángel Cuevas (72): Su poesía se la considera eminentemente urbana, de denuncia, donde resalta la indefensión del individuo respecto a la automatización de la sociedad que va perdiendo paulatinamente sus lazos de lealtad y adhesión y se va transformando, cada vez más, en un espacio despiadado y hostil.

Patricio Manns (78):En Europa realizó una interesante trabajo junto al grupo Inti Illimani, con quienes grabó canciones emblemáticas como “Palimpsesto”, “Vuelvo” y “Sambalandó”. Escribió además valiosas novelas como: Buenas noches los pastores, Violeta Parra: La guitarra indócil, Currículum Mortae y Actas de Marusia.

Hernán Miranda (75):En 1970 publicó el libro Arte de vaticinar, volumen que reunió poemas premiados en cuatro ocasiones con jurados integrados por poetas de la talla de Pablo Neruda, Nicanor Parra, Juvencio Valle y Jorge Teillier. Poetas como Nelson Osorio y Walter Hoefler celebraron la aparición de este libro. 

Juan Cameron (69):La obra y trayectoria literaria de Juan Cameron está en parte ligada a Valparaíso, su ciudad natal. En su obra abundan las referencias a distintos aspectos de la vida cotidiana del puerto, abordadas a través de un lenguaje directo y a menudo coloquial, que denota influencias de la antipoesía.  

Jaime Quezada (74):ha desarrollado una contundente labor ensayística, que refleja una profunda influencia de académicos y hombres de letras como Jaime Concha y Luis Oyarzún. Como ensayista, Quezada ha contribuido especialmente a la difusión de la obra de poetas latinoamericanos y chilenos, como Nicanor Parra y Pablo Neruda. 

*Biografías rescatadas de MemoriaChilena.cl

Notas relacionadas

Comenta esta noticia