Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Patricio Manns sobre Violeta Parra: “Todos los homenajes los recibió después de pegarse un tiro”

“Mendigó ayuda a las universidades para comprar una grabadora para sus investigaciones pero nunca logró nada. Es la hipocresía nacional la que termina matando a los artistas”, agregó el cantante.


POP

5 de octubre, 2016

Autor:

Ceremonia de inauguraci—n del Museo Violeta Parra

Este martes fue la celebración de los 99 años que habría cumplido Violeta Parra, jornada que fue rebautizada como el día de la música en nuestro país.

Quien conoció y fue cercano a la emblemática intérprete e investigadora es el también músico Patricio Manns, quien en 1977, desde el exilio, realizó un libro donde retrató a quien fuera su compañera de conciertos en nuestro país.

“Salí al exilio, viví en Paris, y allí la editora (Júcar, de Madrid) me re contactó para continuar con el proyecto. El problema es que yo no tenía material iconográfico sobre violeta  y sólo dependía de mis recuerdos y de las giras que realicé con ella. Me contacté con uno de sus hijos o hijas  y me respondieron ‘cada cual se rasca con sus uñas’, negándome todo tipo de ayuda”, declaró en entrevista con Radio Universidad de Chile, respecto de “La guitarra indócil”.

a_uno_695076

En ese sentido, recuerda que el libro lo escribió como una crónica de recuerdos y se vendió bastante bien. “Le siguieron varias ediciones, pero eso es todo lo que sé. Ni siquiera se me pagaron los derechos de autor, ya que vivía en el exilio. Ahora acabo de firmar un contrato de edición con Random House”, indica el cantautor.

Asimismo, también recuerda haber sido muy cercano a la cantante, “trabajé gratuitamente en su carpa los fines de semana en su carpa los fines de semana y compartimos mucho. Me decía, entre otras cosas ‘uno cree que no va a morir nunca, pero muere’”.

Y ante el reconocimiento que hay en nuestro país respecto de la cantante, Manns indica que “el problema es que todos los homenajes los recibió después de pegarse un tiro. Mendigó ayuda a las universidades para comprar una grabadora para sus investigaciones pero nunca logró nada. Es la hipocresía nacional la que termina matando a los artistas”.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia