Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Los 6 secretos de la dieta de Michelle Obama Los 6 secretos de la dieta de Michelle Obama

En todo este tiempo, la mujer del presidente ha sido fotografiada en miles de ocasiones, tantas que se puede asegurar que hay algo en Michelle que no ha cambiado en sus años de vida pública: la figura. ¿Cuál es su secreto para mantenerse tal cual?.

Mujer

Los 6 secretos de la dieta de Michelle Obama

Por 23 de Agosto de 2012

1. Comer verduras, y si son de mi huerto, mejor

Por todos es sabido que la primera dama norteamericana adora las verduras; de hecho, tiene un huerto donde cultiva algunas como brócoli y el pasado mes de mayo publicó un libro sobre los jardines de la Casa Blanca.

2. Muchas comidas con poca cantidad

En el momento de la promoción de la obra reveló uno de sus trucos: «Como cinco veces al día e intento que el almuerzo sea la comida más importante». En la misma presentación dijo que entre sus bocados favoritos se encuentran el «tofu y las patatas asadas». Aunque aconfiesa que si le ponen delante un plato de patatas fritas, no se puede resistir: «Lo veo y ya está. No hay nada que hacer», bromeó.

3. Sin mirar las calorías

Para evitar la tiranía de las dietas, la solución de Michelle Obama es tan simple como efectiva: «Trato de mantenerme siempre en un peso estable. No me gusta vivir preocupada por cuántas calorías tiene la comida», explicó el pasado lunes a un medio de comunicación americano.

4. Delega en sus cocineros

Como sus compromisos no le dejan mucho tiempo para pensar en la comida, delega en los cocineros de la Casa Blanca la elaboración de los menús. «Yo les doy directrices, pero dejo que lo preparen ellos», contó durante el tour de su libro. «Para comer me gusta mucho la pizza vegetariana y, por las noches, la ensalada. Si tengo mucha hambre, pido que le añadan algo de proteínas», aseveró.

5. Deporte diario

Pero no basta con comer sano. La agencia Associated Press acaba de desvelar que Michelle se levanta entre las 4:30 o 5 de la mañana para hacer ejercicio. La primera dama sale a caminar y frecuenta a diario el gimnasio de la Casa Blanca, donde ve a su marido: «Yo siempre acudo antes que él, pero Barack suele llegar a mitad de mi rutina o cuando yo estoy acabando. Es en esos momentos cuando vemos el canal ‘‘Sports Center’’». Según afirmó, ver la tele mientras se ejercita le ayuda a distraerse, a la vez que aprende: «Por eso sé tanto de deporte».

6. Estiramientos

Siente que se hace mayor, y aunque no le obsesiona lucir unos músculos bien definidos, sí cree importante trabajar la flexibilidad. «Para evitar lesiones, hago yoga y, después, un poco de pilates. Si no tengo tiempo, hago algún estiramiento con las piernas», explica.

Sigue leyendo acá….

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día