Síguenos en Facebook X
El Dínamo

“Slow sex”: claves para entender la nueva tendencia en las relaciones íntimas

Especialistas aseguran que este nuevo concepto ayuda a resolver las insatisfacciones que los otros métodos instalaron en las personas.


Mujer

30 de mayo, 2014

Autor:

sex-black-couple

El fin es uno: invertir tiempo en las relaciones íntimas para ganar en el placer, en conocimiento del cuerpo y en la satisfacción del otro. Suena maravilloso, pero los especialistas aseguran que las costumbres sexuales de esta época han convertido las relaciones íntimas en un tema que muchas veces involucra más problemas que satisfacción.

Según una investigación publicada en la Revista de Medicina Sexual de Estados Unidos, un encuentro sexual adecuado dura de 3 a 7 minutos; uno deseable de 7 a 13 minutos; uno demasiado corto de 1 a 2 minutos y uno demasiado largo de 10 a 30 minutos. Este lapso no incluye la estimulación erótica previa al acto sexual.

Sin embargo, la irrupción del “slow sex” modifica todos estos conceptos. Según la reconocida sexóloga colombiana, Martha Mejía, para conseguir satisfacción plena “podríamos estar hablando de 40 minutos sin que haya prisa, en cámara lenta, que la pareja se tome su tiempo en un acto donde se lleve y se mantenga a lo más alto del placer a las dos partes para una relación sexual placentera”.

En este sentido, según el psiquiatra argentino Walter Ghedin, “el slow sex no es sexo tántrico, es una invitación a disfrutar del sexo otorgándole mayor calidad a la relación. Para que el cuerpo físico se convierta en cuerpo sensorial se requiere de tiempo, detenerse en la acción (toco, soy tocado, y siento) y que el sexo no se limite a la genitalidad”.

Para lograrlo, el especialista entrega algunas claves:

* Mantener al sexo como una prioridad.

* Sexo no es genitalidad. El cuerpo tiene otras zonas erógenas preparadas para brindar placer.

*  El encuentro sexual comienza fuera de la cama: pensamientos, fantasías, deseos, etc.

* Crear condiciones adecuadas que potencian las ganas: salidas, insinuaciones, llamados cariñosos o hot durante el día.

* Si el sexo es una prioridad será posible, entonces, generar durante la semana espacios de intimidad.

* El deseo sexual puede no aparecer desde un principio, pero con un estímulo adecuado puede encenderse.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia