Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Los 8 alimentos que afectan tu inteligencia

Algunos alimentos en exceso, como el azúcar, el alcohol, la comida chatarra, entre otros, pueden producir una reducción del correcto funcionamiento del cerebro. En específico la memoria y la inteligencia.


Mujer

24 de junio, 2014

Autor:

/ AgenciaUno / AgenciaUno

Hay muchos alimentos y con distintas propiedades. Algunos te ayudan a reducir el colesterlo, otros a mejorar la tenacidad de tu piel, incluso existen algunos que reducen la caída del cabello.

Sin embargo, hay otros que no tienen consecuencias tan positivas, incluso algunos en exceso pueden producir una reducción del correcto funcionamiento del cerebro. En específico la memoria y la inteligencia, informa Clarín.

A continuación algunos ejemplos más comunes.

1) El azúcar:

Consumir azúcar a largo plazo puede reducir la memoria y crear una gran cantidad de problemas neurológicos. Por otra parte, también puede interferir la capacidad de aprender.

2) El alcohol:

Sabido que su consumo, a largo plazo, puede dañar el hígado. Pero también puede provocar lo que se conoce como “niebla cerebral”, que sugiere una sensación de confusión mental y afecta a la capacidad de pensar con claridad, así como la memoria. Un ejemplo típico es intentar recordar lo que sucedió la noche anterior después de una terrible borrachera.

3) Comida chatarra:

Papas fritas, hamburguesas, o la pizza de delivery -entre otros- puede cambiar algunos procesos químicos en el cerebro, lo que conduce a los síntomas asociados con la depresión y la ansiedad. Los alimentos altos en grasa pueden provocar abstinencia cuando se dejan de consumir. Alimentarse con comida chatarra afecta la producción de dopamina, nunca tenemos sensación de estar satisfechos y siempre queremos más.

4) Frituras y alimentos procesados:

Los alimentos fritos que ya vienen procesados, como las papas fritas, las ramitas, o el maní de “picoteo”, suelen ser bastantes dañinos: destruyen lentamente las células nerviosas que se encuentran en el cerebro. Algunos de los aceites con los que cocinan estos alimentos son muy peligrosos. Casi todos los alimentos procesados contienen productos químicos como colorantes, aditivos, saborizantes artificiales, y conservantes que pueden afectar el comportamiento y el funcionamiento cognitivo causando hiperactividad, tanto en niños como en adultos. Hay que evitar el consumo de salchichas, fiambres y otros embutidos. A diferencia de las proteínas naturales que tiene la carne, que ayudan al cuerpo a aislar el sistema nervioso, las proteínas procesadas hacen exactamente lo contrario.

5) La sal:

Los alimentos salados afectan la presión arterial y el corazón. Aquellos que contienen altas cantidades de sodio pueden atacar la función cognitiva y perjudicar la capacidad de pensar. Se los relaciona al consumo de la nicotina, porque genera adicción, ya que como siempre se dice si comes una papa frita de “picoteo”, no puedes parar hasta terminar todo el paquete. Esto es porque comerla provoca tener cada vez más antojo y nunca saciarse.

Vía: Clarín

Comenta esta noticia