Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Becas y gratuidad: cuáles son y cómo postular a los beneficios disponibles hasta el 20 de noviembre

Los alumnos deben inscribirse en el portal del FUAS y rellenar el formulario para acceder a becas, créditos o gratuidad. Sin embargo, no todos los alumnos tienen los mismos beneficios: las universidades del Cruch cuentan con becas extras a las universidades privadas.


Educación

18 de noviembre, 2016

Autor: El Dínamo

Estudiantes

Durante este año se han entregado 528.649 beneficios a estudiantes de parte del Mineduc y para el próximo año se espera aumentar la cifra. Estas ayudas económicas incluyen becas, créditos o gratuidad para cierto tipo de instituciones. Mientras miles de escolares se preparan para rendir la PSU este 28 y 29 de noviembre y se preguntan cómo podrán financiar su carrera y en que institución estudiar, se acaba el plazo para que éstos puedan optar por alguna ayuda económica en el pago de su universidad.

¿Cómo se puede acceder a la gratuidad, a las becas o algún crédito? En El Dínamo te explicamos cómo optar por alguno de estos beneficios pero ojo: el plazo acaba el 20 de noviembre. Y en gran parte de los casos, a pesar de tener los mismos niveles de vulnerabilidad, no todos los estudiantes tienen los mismos beneficios.

Gratuidad

Sólo pueden acceder instituciones que cumplan determinados requisitos y el beneficio es sólo para los estudiantes pertenecientes a los 5 primeros deciles de ingreso y que no tengan un título profesional. Entre los requisitos para las universidades, están que éstas no tengan como controladores a sociedades comerciales, algo que la Ley sí permite, pero que deja afuera a varias de las más grandes y que acogen a estudiantes con menores ingresos.

FOTO: PABLO VERA LISPERGUER/AGENCIAUNO

El año pasado solo 30 instituciones accedieron a este beneficio. Actualmente, según la Ley de Presupuestos que está en el Congreso, las instituciones tienen hasta el 15 de diciembre para manifestar su intención de acceder. Ahí se sabrá si instituciones como la UDP o Autónoma se mantendrán en el sistema, ello dado el importante déficit que han tenido por la diferencia entre el arancel real de sus carreras y el arancel regulado que el Mineduc les paga para que den educación gratuita. Si bien lo anterior, es esperable que todas las universidades que se sumaron en 2016, lo hagan nuevamente.

Según Acción Educar el déficit producido por esta diferencia  ha sido de 30 mil millones de pesos para todas las universidades adscritas, mientras que el Mineduc defiende que la cifra es de solo de 18 mil millones de pesos.

Tal como está establecido en la glosa presupuestaria, los requisitos para acceder a la gratuidad son distintos para universidades estatales y privadas. Así por ejemplo, las primeras acceden a este beneficio sólo por el hecho de ser estatales, no importa que no tengan acreditación o que tengan pocos años. Distinto es el caso de las universidades privadas, a las que se les exigen al menos 4 años de acreditación.

La diferencia entre ambos tipos de planteles ha sido advertida por varios expertos y políticos, y de hecho, fue cuestionada por el Tribunal Constitucional en 2015 que determinó que existía una “discriminación arbitraria” a los alumnos de universidades privadas. Si actualmente se exigieran 4 años de acreditación a universidades estatales, 3 quedarían afuera: la universidad Arturo Prat, la Universidad de Los Lagos y la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación.

cft2

El experto de Acción Educar, Raúl Figueroa, criticó duramente en una columna esta discriminación a las universidades privadas: “La incorporación automática a la gratuidad de unas universidades estatales y la exclusión de otras privadas que tienen igual acreditación es una señal evidente de que la calidad no es el elemento central al momento de diseñar políticas públicas. De hecho, se instala una noción de calidad que carece de todo fundamento: esto es, que las instituciones del Estado, por el solo hecho de existir, cumplen con estándares de calidad que el resto debe demostrar“.

Por otra parte, para aquellas privadas fuera del Sistema Único de Admisión y que accedan a la gratuidad, como la universidad Autónoma, se le exigirá un sistema de admisión “transparente, objetivo y que no implique discriminaciones arbitrarias” y que sus alumnos ponderen 450 puntos entre la PSU de Lenguaje y de Matemáticas.

El año pasado, los alumnos de CFT e IP quedaron fuera de la gratuidad, creándose para ellos unas becas especiales llamadas Nuevo Milenio II y Nuevo Milenio III. Este año, el Gobierno espera poder sumar a un porcentaje de estos estudiantes, ello a través de la extensión de la gratuidad para estos centros.

Es de esta forma como el Ejecutivo propuso que pueden acceder a la gratuidad los alumnos de los 5 primeros deciles (que no tengan título profesional) y que se matriculen en una institución elegible. El problema aquí es que para ser elegible, se les pide ser sin fines de lucro (por Ley los IP pueden ser con fines de lucro) o haber ingresado antes del 15 de diciembre, los estatutos para transformarse en corporación o fundación.

CFT IP

Es importante poner en contexto lo anterior. Hoy de los 92 CFT e IP existentes en Chile, sólo 14 son sin fines de lucro. Es decir, quedan inmediatamente fuera del beneficio, 409 mil estudiantes.

Si bien el Gobierno aprobó recientemente un proyecto de Ley para facilitar la transformación de los CFT e IP en sin fines de lucro, aún se desconoce cuántos van a transformarse efectivamente.

Adicionalmente a lo anterior, para los CFT e IP privados, se les pide tener controladores sin fines de lucro y tener 4 o más años de acreditación. Nuevamente se hace una diferencia con las instituciones estatales, a las cuáles no se les exige ningún requisito de calidad (hay que recordar que durante estos años van a empezar a inaugurarse los CFT estatales comprometidos por el Gobierno, los que accederán de inmediato a esta política). Hoy son 12 las instituciones que cumplen con tener esa cantidad de años acreditada.

Si bien la intención del Gobierno es que algunos de los jóvenes de CFT e IP puedan acceder a la gratuidad, la oposición ya hizo reserva de constitucionalidad al respecto, asegurando que existe una discriminación arbitraria y que no se puede discriminar a los estudiantes por la institución que eligen, sino que los requisitos deben ser para todos por igual, teniendo que ser la calidad un aspecto clave que también se exija a entidades estatales.

Si cumples con los requisitos y quieres postular a la gratuidad, puedes encontrar más información en www.gratuidad.cl

jovenes-rindiendo-psu-574x387

Becas con PSU

Existen becas que exigen puntaje PSU y que financian al alumno, que puede optar por cualquier tipo de institución independiente si esta pertenece o no al Cruch. Una de ellas es la Beca Puntaje PSU, al que puede acceder el 80% de la población de menores ingresos que haya salido de algún colegio Municipal o subvencionado y que aplica a cualquier tipo de institución. Este beneficio cubre hasta $1.150.000 del arancel.

Pero los jóvenes del 70% más pobre de la población que optan por algunas de las universidades del Cruch tienen en este punto otro beneficio extra: la Beca Bicentenario, que exige tener sobre 500 puntos y que financia el arancel de referencia de la carrera escogida en algunas de estas instituciones. Existe una Beca Bicentenario especial que asegura cupos para alumnos con alguna discapacidad.

La Beca Juan Gómez Millas también beneficia al 70% de los jóvenes de menores recursos que tengan sobre 500 puntos y cubre hasta $1.150.000, aunque permite al estudiante optar por cualquier institución, independiente si pertenece al Cruch o no. También hay cupos especiales para los alumnos con discapacidad.

Juan Gómez MIllas / http://www.uchile.cl/

Los que quieran optar por pedagogía, hayan sacado más de 600 puntos y hayan salido de un colegio municipal o subvencionado pueden acceder a la beca “Vocación Profesor de Pedagogía”, que cubre el total de la carrera en las instituciones incluidas en el programa BVP. La beca “Vocación de Profesor Licenciatura” se orienta a quienes no salieron de alguna institución municipal o subvencionada, obtuvieron 600 puntos o más y escogen alguna institución del programa BVP. Incluye la matrícula y arancel total de último año de Licenciatura y ciclo de formación pedagógica.

Algunos expertos internacionales como Jamil Salmi, han criticado duramente que algunas beca sean exclusivas para el CRUCh: “No he visto en ningún otro país del mundo que haya un grupo de universidades como el CRUCh, que funcione como un club que recibe todos los subsidios del Estado, mientras que hay muchas otras universidades que no reciben nada. Es como decir que los chilenos que están en las otras universidades no son ciudadanos a tiempo completo, y no califican para los subsidios del Estado de la misma manera. Por eso yo he usado la palabra apartheid: discriminación entre dos grupos de chilenos”.

PSU

Becas sin puntaje de PSU

Las becas que privilegian el promedio de notas no discriminan entre universidades del Cruch, privadas o IP. Y varían según las buenas notas del alumno y su vulnerabilidad. Por ejemplo, la Beca Excelencia Académica beneficia a quienes estaban entre el 10% mejor de sus colegios y al 80% de la población ingresos más bajos. Cubre hasta $1.150.000. Los 4.000 mejores seleccionados pueden acceder a un beneficio extra que es la Beca Excelencia técnica.

La Beca Nuevo Milenio I es para estudiantes de CFT e IP acreditados, que tengan nota promedio de la enseñanza media igual o superior a 5.0 y se otorga  a los estudiantes de los 7 primeros deciles. El monto que cubre es de $600 mil anuales.

La Beca Nuevo Milenio II comienza a hacer diferencias por tipo de institución, castigando a alumnos con igual nivel de vulnerabilidad y privilegiando a aquellos que están en instituciones sin fines de lucro. Ésta se otorga a estudiantes de CFT e IP acreditados, que tengan nota promedio de la enseñanza media igual o superior a 5.0 y se otorga a los 5 primeros deciles. Para acceder a ella, los alumnos deben matricularse en instituciones sin fines de lucro o que hayan manifestado su intención de transformarse al 27 de diciembre de 2015. El monto de la beca es de $850 mil.

La beca Nuevo Milenio III es de $ 900 mil y aplican los mismos requisitos de la II, con la sola diferencia que se otorga a entidades que tengan 4 o más años de acreditación.

Para más información sobre los tipos de becas y créditos que exigen requisitos particulares, puedes entrar a http://portal.becasycreditos.cl/ y ver beneficios con requisitos especiales. Mientras que en el Congreso aún se discute el presupuesto y algunas de las políticas relacionadas a la educación superior que estarán disponibles para 2017.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia