Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Rector de Duoc UC asegura que es necesario eliminar las instituciones de educación de mala calidad Rector de Duoc UC asegura que es necesario eliminar las instituciones de educación de mala calidad

En conversación con El Dínamo, el académico detalló cómo la reforma afecta a la formación técnico profesional, además de entregar algunas medidas que podrían aplicarse a futuro.

Educación

Rector de Duoc UC asegura que es necesario eliminar las instituciones de educación de mala calidad

Por 3 de noviembre de 2017

Ricardo Paredes está acostumbrado a la discusión en temas de Educación. Entre 2011 y 2012 presidió la Comisión de Financiamiento Estudiantil del Ministerio de Educación y hoy, como rector de Duoc UC, se ha convertido en una voz autorizada sobre cómo la formación técnico profesional se enfrenta a la reforma educacional.

Junto a 26 otros académicos, Paredes participó del libro “Desafíos para el desarrollo universitario en Chile”, en donde expuso su diagnóstico del futuro de los Centros de Formación Técnica (CFT) e Institutos Profesionales (IP), además de abordar cómo las propuestas del Ejecutivo afectan el desarrollo del sector.

En conversación con El Dínamo, el rector ahondó en estas problemáticas y entregó algunos lineamientos sobre qué medidas se podrían adoptar a futuro.

– En una entrevista en The Clinic, la ministra de Educación, Adriana Delpiano, dijo “nosotros junto con tener a la Universidad de Chile tenemos unos institutos rascas…”

– Yo comparto… hay, por ejemplo, un CFT que tiene 15% de retención y hay muchos institutos que ni siquiera están acreditados. Si bien son muchos, concentran un porcentaje menor de la matrícula. Pero aunque fuera un 0,5 por ciento el que está mal, la fe pública y el sistema se dañan. Es materia del Estado obligar a acreditarse o sino cerrar, lo que yo denomino “cortar la cola izquierda” o sacar a las instituciones que se encuentran a la izquierda de la tabla.

– Esta puede ser una medida un poco impopular, ya que se cree que entre más oferta, más posibilidades de entrar a la Educación Superior.

– Cuando uno tiene instituciones con tasas de retención inferiores al 50%, te están vendiendo una promesa falsa. Es peor estudiar un tiempo y desertar, porque hay un desmedro a la autoestima, también hay pérdida de tiempo. Es más claro centrarse en las instituciones que entregan lo que prometen. Puede ser una medida impopular, pero muy necesaria para la educación.

– La gratuidad implica una serie de restricciones, una de ellas tiene que ver con las vacantes, con un crecimiento permitido de sólo un 2,7%. ¿Cómo afecta esto a los estudiantes y a la institución?

– Esta es una medida negativa. Uno quisiera que no existiera, pero como los recursos son escasos, y el Estado no tiene toda la plata, se han tenido que restringir las vacantes. Si uno tiene gratuidad, hay que restringir vacantes, pero como está aplicado, me parece que no es adecuado. Por ejemplo, implica que un alumno no puede optar a la institución que quiere porque está copada. Me parece más razonable que la restricción sea a nivel global y que las vacantes se asignen por institución en función de la calidad y la demanda de los alumnos, no administrativa o centralmente.

– Otra de las restricciones es la fijación de aranceles…

– En principio, es tremendamente difícil y lo más probable es que se haga mal, no por un problema de conceptualización, sino que porque en la práctica, uno tiene que bajarlo a estructuras de costo, meterse en datos, y la posibilidad que existan errores es alta. El Estado ya ha fijado aportes por gratuidad, que es como una fijación de ingresos, y eso ya nos complica bastante. Duoc UC, por ejemplo, tiene $3.000 millones de déficit producto de esa fijación.

– Con las elecciones, no sólo tendremos nuevo presidente, sino que nuevas autoridades en el Ministerio de Educación y un recambio en el Congreso, instancia donde se seguirá discutiendo la reforma. ¿Cuáles cree que debiera ser la postura que deben adoptar estas autoridades de cara a los desafíos que conlleva la discusión en la Educación Superior?

– Se necesita una reforma, mejorar la calidad, un esquema de financiamiento más adecuado. Todo eso tiene consenso, pero producto de traumas históricos a partir de hechos como lo sucedido en la CNA o el tema del lucro, se ha llegado a una situación de sobrerreacción, con medidas excesivamente restrictivas. Hay que tomar distancia, aire. Es necesario hacer un diagnóstico más pausado y menos ideológico.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día