Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Líder de los Ases Falsos recibe dura respuesta de artista nacional tras llamado a no votar Líder de los Ases Falsos recibe dura respuesta de artista nacional tras llamado a no votar

Múltiples reacciones dejó la publicación de Cristóbal Briceño donde manifestó que "esto no es una democracia".

Entretención

Líder de los Ases Falsos recibe dura respuesta de artista nacional tras llamado a no votar

Por 19 de noviembre de 2017

Horas antes de que comenzaran estas elecciones, el vocalista de la banda Ases Falsos, Cristóbal Briceño, causó polémica en redes sociales tras publicar una extensa carta donde incentivó a sus seguidores a no asistir a las urnas durante este domingo.

Precisamente, y a través del fan page de la agrupación en Facebook, y bajo el título “Mensaje político para mí mismo y para lectores tranquilos”, el artista sostuvo que los sufragios actúan como un “truco que valida la dominación y el abuso sistemático”.

“Hace un par de años, cuando todavía veía las noticias, me pillé en una entrevista a Bachelet diciendo “Yo voy a hacer una confesión aquí… cuando yo apoyé el voto voluntario era porque yo estaba segura, creía yo, que los chilenos teníamos un espíritu cívico más alto… me equivoqué, porque la gente en verdad no tenía ese espíritu cívico tan alto”. ¡Y te equivocas de nuevo, mamá! le dije a la tele”, comenzó el mensaje.

Luego manifestó que “la clase política y el servicio público jamás se rozan, salvo en el discurso. Un político no es un servidor público, en el mejor de los casos es un pobre incauto atrapado en una red, una mosca bienintencionada. ¿Quieres servidores público? ¡Sé tú un servidor público!”, puntualizó, agregando que “más de doscientos años de sufragio casi ininterrumpido y los representantes de este país siempre han sido de familias amigas! Lo que me recuerda, no te dejes intimidar cuando te amenacen de anti-democrático. Esto no es una democracia. Técnicamente, es una plutocracia”.

Me propongo lo siguiente: en el silencio de la noche, en mi cama antes de dormir, me arrodillo sobre mi propio pecho y hago esta pregunta a mi corazón… ¿por qué estoy votando? ¿porque creo honradamente en el sistema electoral, o porque si no lo hago se me hará sentir culpable? ¿lo hago de corazón, o porque fui educado para ello? MUESTRA TU PROPIA MADERA. Reflexiono y me descarto. ¡Chao!”, concluyó.

Horas más tarde, el guitarrista de la banda Dënver, Milton Mahan, respondió duramente el llamado a no votar de Briceño, también a través de la misma red social, donde expresó que “no puedo callar una vez leído lo escrito por mi colega Cristóbal Briceño, quien va por la vida adoctrinando, en un tono mesiánico que no puede no dejarme aún más perplejo”.

“Desde esta vitrina no puedo dejar de decirle a Cristóbal que su voto me da igual, pero lo irrisorio de su reflexión (no diría insensata, más que venga un músico a decirnos que el sistema está podrido como quién ha descubierto el funcionamiento de la rueda, me parece innecesario), pero en lo que como forma dialéctica persuasiva intenta conseguir, entre quienes supongo le siguen, no lo puedo pasar por alto”, agrega.

En ese sentido, expresó que “siendo un posible portavoz para muchos jóvenes, ¿cuántos jóvenes se tomarán en serio una más de las payasadas de mi colega? Digo jóvenes porque sabemos que es a quienes desea influenciar, a quienes intenta legar su ideología para cuando él ya no esté”.

Milton plantea que con la invitación de Briceño “pongámonos en el peor, peorsísimo de los casos. No que gane la derecha, si no la facción aún más visceral y oscura de la derecha. Digamos que el texto de mi colega consigue lo que él andaba buscando; una reflexión tan generalizada que logra mover a tantos jóvenes a la abstención que la extrema derecha sale fortalecida de esto. No quiero ni imaginar ese escenario, porque aunque es muy dulce el pensamiento de no querer sentirse parte de esta podredumbre lo somos, ahora mismo dando mi opinión por esta red social lo soy y lo asumo no sin algo de vergüenza”.

“Al menos yo voy a votar para que el amigo extranjero se pueda sentir más seguro y acogido en este país, suceda eso o no, dejaré caer la papeleta con toda la ilusión pensando en que hay que defender todo lo que costó sacar adelante las tres causales del aborto y anhelando a que avanzaremos. Voy a ir a votar porque sé que este sistema está manejado por dos grandes movimientos empresariales; el privado y el público. Siendo el Estado la empresa que se encarga de “proteger” nuestros intereses, ¿por qué vamos a darle otra empresa más a los empresarios? ¿Por qué vamos a darle la única empresa que, lo haga mal o bien, es la única que se encarga de velar por los intereses comunes? ¿Por qué si todos sabemos que el Estado está muchas veces de manos a atadas frente a los empresarios, y que en verdad un gobierno de cuatro años no está más que para hacerle el aguante a toda la presión que meten quienes están en el poder para tener más y más poder, para generar más riquezas a costa de una desmesurada e irracional administración de los recursos naturales y que le pertenecen a sus ciudadanos y no a un grupo privilegiado de personas?”, afirmó.

En ese sentido, indicó que “no somos quienes los músicos para decidir por ustedes que deben hacer. Históricamente quienes nos dedicamos no hemos sido los mejores ejemplos a seguir como personas así que nunca me he sentido ni me sentiré capaz de ser el portavoz de ninguna generación, hago esto no para disuadir, sino más bien para aclarar, para que ojalá esa niña o joven no se confunda con la neurosis que pueden tener todos los cristobales de este mundo que lamentablemente tenemos que estar leyendo a diario. Tú eres perfecto en tu intuición y sabrás que hacer este domingo no porque te lo haya dicho alguien”.

Antes de finalizar, escribió: “Esto sólo se trata de un papel que decidirá los próximos cuatro años de este país, al que no le guste que se vaya pues o que se calle, al que quiera cambiar algo que tire piedras o haga revolución real y no virtual. Este domingo es el momento de decir que las cosas están mal y tenemos dos opciones o nos hacemos oír y nos planificamos como sociedad, o nos quedamos en la comodidad burguesa de nuestras redes alardeando que todos lo hacen más mal de lo que podríamos hacerlo nosotros”.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día