Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Man. City celebra: Liverpool desperdicia una renta de tres goles y se distancia del título

Los jugadores de Brendan Rogers acabaron desolados sobre el césped londinense, resignados al adiós de un trofeo al que han aspirado durante una gran temporada.


Estadio

5 de mayo, 2014

Autor:

/ EFE / EFE

El Liverpool desperdició una ventaja de tres goles ante el Crystal Palace (3-3), que empató en nueve minutos a falta de un cuarto de hora, para evitar el triunfo ‘red’ y distanciarle del título de la Premier que se acerca al Manchester City.

Los jugadores de Brendan Rogers acabaron desolados sobre el césped londinense, resignados al adiós de un trofeo al que han aspirado durante una gran temporada.

Sin embargo, el Liverpool, que tuvo un claro dominio de la situación y un marcador holgado, echó por tierra su trabajo en un final de encuentro ruinoso.

El equipo de Rogers inició el partido a toda máquina. Después de marrar varias ocasiones, un córner botado por Steven Gerrard fue rematado de cabeza por Joe Allen. El equipo de Rogers no amplió su renta hasta la segunda parte. En el 53, Daniel Sturridge finalizó de forma individual una jugada iniciada también por Gerrard. Y dos después, el uruguayo Luis Suárez culminó un pase de Raheem Starling.

En pleno dominio visitante llegó el tramo final. Un error del Liverpool fue aprovechado por Damien Delaney en el minuto 79. Dos contraataques posteriores, en el 81 y el 88 finalizados por Dwight Gayle, acabaron con la ventaja de su rival y lograron el empate, que ya no se movió para desesperación de Brendan Rogers.

El título se aleja para el Liverpool, líder provisional, al que le resta un partido para completar el curso. El próximo domingo en Anfield ante el Newcastle.

El City es el gran beneficiado del empate del Crystal Palace. Con solo un punto por detrás del Liverpool tiene dos partidos por jugar. El próximo miércoles recibirá al Aston Villa en el encuentro pendiente. Y concluirá la competición, también en el Etihad Stadium, contra el West Ham, sin nada en juego.

Comenta esta noticia