Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Ex seleccionado sueco confiesa que fue interrogado por militares en Argentina ’78

El delantero había salido una noche a dar un paseo, antes del partido de grupo contra Austria, cuando se le acercaron dos hombres armados y lo obligaron a acompañarlos a un lugar donde lo esperaba quien sospecha era un funcionario militar.


Estadio

30 de mayo, 2014

Autor:

Sueco

El ex internacional Ralf Edström, una de las estrellas del fútbol sueco en la década de 1970, reveló hoy que fue “secuestrado e interrogado” por militares argentinos durante la disputa del Mundial 1978.

El delantero sueco había salido una noche a dar un paseo, antes del partido de grupo contra Austria, cuando se le acercaron dos hombres armados y lo obligaron a acompañarlos a un lugar donde lo esperaba quien sospecha era un funcionario militar.

“Salí solo una noche y entonces aparecieron dos hombres con armas a mi lado y me pidieron que los siguiera. Me llevaron por muchos pasillos debajo del campo cerca del hotel y fui interrogado por un hombre con gafas de sol negras sentado detrás de una mesa”, declaró Edström a la emisora pública “Radio de Suecia”.

El interrogatorio se limitó a alguna pregunta sobre su procedencia y finalizó después de que mostrara su acreditación para el Mundial, después de lo que lo dejaron irse.

“Mi corazón latía con fuerza, aunque a la vez estaba segurísimo de que no se atreverían a hacerle nada a un jugador del Mundial. Pero no me atrevo a imaginar lo que podría haber ocurrido si no hubiera tenido mi identificación conmigo”, afirmó.

Edström vincula el incidente a un episodio ocurrido días antes, cuando tomando un café solo en un bar, se puso a hablar con un desconocido, que luego resultó ser un abogado argentino.

El hombre le habló entre lágrimas sobre la situación en el país y al final acabaron abrazándose.

“Creo que fue por eso que estos hombres, que entiendo que pertenecían a la junta militar, me secuestraron un par de días después, porque me habían visto con aquella persona”, señaló.

El ex jugador del PSV Eindhoven y Mónaco asegura que sólo relató el incidente en su momento a algunos compañeros, pero no al entrenador, aunque meditó hacerlo público.

“Pensé en contárselo a los medios, pero me pareció que era algo sensible, teniendo en cuenta que estábamos a mitad del Mundial y que nos encontrábamos justo en Argentina”, confesó el jugador, lamentando no haber revelado todo al volver a Suecia.

Preguntado por el motivo de sacar a la luz esta historia más de tres décadas después, explicó que “Radio de Suecia” lo entrevistó para elaborar un documental sobre el Mundial 78 y consideró que era el momento “oportuno”.

Comenta esta noticia