Síguenos en Facebook X
El Dínamo

La rodilla de Ronaldo: ¿bajo el hechizo de un brujo de Ghana?

Se trata del santero Nana Kwaku Bonsam, una estrella en el país africano rival de Portugal en el Mundial que dice haber presentido en febrero de este año que el extremo luso, de 29 años, se perdería el torneo de Brasil debido a una lesión.


Estadio

6 de junio, 2014

Autor:

EFE EFE

La lesión de rodilla de Cristiano Ronaldo “no puede ser curada por ningún médico” porque es “una lesión espiritual”, asegura un popular brujo de Ghana, cuyo supuesto hechizo ha sido ampliamente divulgado en los medios lusos.

Se trata del santero Nana Kwaku Bonsam, una estrella en el país africano rival de Portugal en el Mundial que dice haber presentido en febrero de este año que el extremo luso, de 29 años, se perdería el torneo de Brasil debido a una lesión.

“Esta herida no puede ser curada por ningún médico, no pueden ver lo que la causa porque es una lesión espiritual. Hoy es su rodilla, mañana su muslo y pasado será otra cosa”, aseguró el hechicero en declaraciones a una radio ghanesa recogidas por medios portugueses.

Nana Kwaku Bonsam quiere evitar a toda costa que la estrella de Portugal y Real Madrid, aquejado de una enigmática ‘tendinitis’ rotuliana en su rodilla izquierda, esté listo para el 26 de junio, cuando los lusos se miden a la selección de su país, Ghana, en el último partido del grupo G.

Con ese objetivo, ha preparado una pócima especial llamada Kahwiri Kapam, que en una traducción libre significa “Demonio del jueves”, día en el que se juega el Portugal-Ghana (26 de junio), y lleva como ingrediente principal partes de cuatro perros.

La Federación Portuguesa de Fútbol (FPF) confirmó esta semana que Ronaldo sufre una ‘tendinitis’ rotuliana, causada por una degeneración crónica de las microfibras del tendón de la rodilla y de la que es difícil conseguir una recuperación rápida.

El tratamiento para la lesión de la estrella de la selección de ‘los conquistadores’, como apodan los medios lusos al equipo nacional, es trabajo físico y, sobre todo, reposo, un proceso de rehabilitación que puede durar hasta tres meses.

Comenta esta noticia