Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Chile se va con la frente en alto del Mundial tras hacerle la vida imposible a Brasil

En la tanda de los penales, Mauricio Pinilla, Gonzalo Jara y Alexis Sánchez fallaron, pero la Roja mostró que el futuro nos pertenece.


Estadio

28 de junio, 2014

Autor:

A_UNO_414621

Si alguien tenía dudas de que sería un partido terrible, de dientes apretados y de mucha dificultad, los primeros 45 minutos demostraron que lo de la Roja debía ser épico para eliminar al Brasil.

Ambas escuadras salieron nerviosas, pero las imprecisiones se notaron mucho más en el equipo de Sampaoli. De hecho, la primera llegada del scratch fue en el minuto 4, con un tiro de Marcelo.

De ahí en más, los dueños de casa comenzaron a soltar su juego, pero también a pegar y magnificar las faltas que cometían los nacionales. Felipao dispuso entonces el juego de contragolpe y pelotazos largos a Neymar, que durante todo el encuentro se dedicó a tirarse al suelo más que a jugar.

El primer gol de los brasileños llegó luego de dos jugadas de balón detenido que Bravo controló de manera notable. Sin embargo, una tercera opción desde la esquina chilena terminó en anotación, luego que Gonzalo Jara metiera la pelota en propia puerta tras ser “molestado” por David Luiz (18′).

Chile seguía mostrando nerviosismo, principalmente Isla, Vargas y el mismo Arturo Vidal. Marcelo Díaz también perdió balones saliendo que complicaron a Bravo. Pero cuando la Roja lo pasaba peor, vino la desinteligencia del equipo pentacampeón.

Eduardo Vargas recuperó un balón tras un lateral de Marcelo y dejó solo frente al arco a Alexis Sánchez, quien no se puso nervioso para definir ante Julio César, en el minuto 32.

Con la escuadra local un poco golpeada y con un Chile impreciso, se fueron a las duchas.

Fuimos más

Algunos reporteros chilenos en Brasil informaron sobre incidentes entre jugadores de Chile y la verdeamarela en el camarín. Debe haber sido así, porque los chillenos salieron con todo en la segunda mitad y en los primeros minutos avisaron con llegadas profundas.

La jugada discutida de la segundo tiempo fue un gol anulado a Hulk por controlar el balón con la mano. Amarilla también por su acción. Inmediatamente después de este incidente, Jorge Sampaoli dispuso el ingreso de Felipe Gutiérrez por Eduado Vargas, modificación que fue resistida e incluso criticada por los mismos jugadores, como Mauricio Isla (57′).

La desesperación de los brasileños comenzó a aparecer con el paso de los minutos, abusando de las faltas y de los pelotazos para despejar. Scolari dispuso el ingreso de Jo por Fred, para intentar ganar profundidad y llegar al arco de Claudio Bravo.

Aún así, Chile se mantuvo al ataque y tuvo la más clara del segundo tiempo gracias a un desborde de Isla que Charles Aránguiz logró conectar con potencia, pero Julio César logró tapar (64′).

A 10 minutos del final, Brasil se acordó que era Brasil, que era su Mundial y que no podía seguir jugando a la contra. Fueron los momentos más duros de la Roja en el partido, intentando contener los ataque por las bandas y los centros al área.

Pero nada, les duró poco. Chile siguió con su juego, metió al dueño de casa en su área y buscó por todos los frentes el desnivel. Salvo un par de llegadas, la canariña no llegó con mayor peligro. Así terminaron los 90 minutos y se fueron a un histórico alargue.

Seguimos siendo más

Gary Medel con la pierna destruida. Vidal salió arrastrando los pies antes del final del segundo tiempo para que ingresara Pinilla. Alexis Sánchez con los músculos apretados. Ese era el panorama antes de iniciar el alargue, pero la convicción estaba intacta y se había que perder, sería luchando.

Pero sin energías la tarea su puso cuesta arriba y Chile perdió la profundidad que había mostrado en el complemento. De hecho, ambas escuadras atacaron poco y se dedicaron a esperar que el tiempo pasara de cara a los lanzamientos penales.

El agotamiento era tal que Gary Medel tuvo que salir en el minuto 107 para que ingresara José “Pepe” Rojas. La misión del capitán de Universidad de Chile era detener los ataques brasileños en la medida de lo posible y aguantar las subidas hasta los lanzamientos penales.

Antes de eso, Mauricio Pinilla dio un tiro en el travesaño, en lo que era el paso a cuartos de final de Chile. Así nos fuimos a la definición desde los doce pasos.

Lamentablemente la serie no nos favoreció. Para Chile se lo perdió Pinilla, Alexis y Jara, en el final. La Roja se va de Brasil, pero con la frente en alto.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia