Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Jorge Zúñiga, chileno creador de las prótesis en 3D: “Cuando eres pobre aprendes a buscar soluciones”

El científico chileno radicado en Estados Unidos habla sobre Cyborg Beast, una mano biomecánica hecha en base a impresión 3D y sobre cómo sus orígenes lo ayudaron a desarrollar uno de los inventos más destacados del último tiempo.


Innovación

10 de agosto, 2016

Autor:

jorgezuñiga2

Jorge Zúñiga se tituló de profesor de Educación Física. Luego, por motivos personales, viajó hace 13 años a Estados Unidos y allá trabajó en lo que pudo para sobrevivir. Al poco tiempo hizo un magíster y después un doctorado en Fisiología Biomecánica. Sin embargo, su interés por aportar a su país y al mundo venía de hace mucho antes, de cuando era niño y vivía en El Bosque y estudiaba en La Pintana. Fue en ese periodo que Zúñiga aprendió uno de los elementos claves que después aplicaría a su proyecto. “Cuando estás enfrentado ante situaciones adversas, la pobreza es una de ellos, aprendes a buscar soluciones que no son las usuales y eso se llama innovación”, dice en entrevista con El Dínamo luego de dar una charla sobre Ciencia y Tecnología en la Universidad Autónoma.

-La idea es hacer objetos a bajo costo ¿cómo se logra eso?
-Los métodos que usamos no son solamente son de manufactura, ahora hay plataformas libres en los que uno puede diseñar sus aparatos prostéticos. Una vez que se diseñan se pueden imprimir usando impresión 3D o manufactura digital. El material con el que se imprime es muy barato que es un polímero que vienen de los residuos de choclo, que es ecofriendly y que tiene un costo bajísimo. Por lo tanto se pueden imprimir distintos prototipos de distintas formas con un costo bajísimo. Estamos hablando de un prototipo de 35 mil pesos en comparación a 1 o 2 millones de pesos.

-Las prótesis en 3D que haces están enfocadas en menores de edad, principalmente. ¿Cuál es la reacción de un niño de ponerse una mano tipo robot?
-La recepción ha sido bastante buena. Nosotros no los ayudamos a ellos, es al revés: ellos nos ayudan a nosotros porque nos dan feedback e información con respecto al funcionamiento y cómo podemos mejorar. Eso es oro para nosotros. Es una relación simbiótica. Entregamos protésis y ellos nos dan datos científicos y así es la única forma para mejorar el diseño. Es algo muy novedoso, la mayoría de los usuarios lo usan solo por diversión, no por necesidad ni para hacer actividades de la vida diaria.

-¿Sientes que tenías más posibilidades de crear Cyborg Beast en un país como Estados Unidos que en Chile? ¿Qué te hizo falta acá?
-Fue la falta de apoyo a la investigación. Pero la verdad es que me fui de Chile por motivos personales, conocí a mi señora en la playa de El Quisco, cuando yo trabajaba como salvavidas y eso fue lo que me llevó a Estados Unidos; enseñar. Luego allá tuve que dedicarme a otras cosas, trabajé como jardinero, luego entré a un laboratorio e hice un magister y luego un doctorado, siempre pensando en una forma de ayudar a mi país y el mundo.

-Ahora la innovación y el emprendimiento ha tenido mucha visibilidad en Chile ¿Cuál es tu lectura?
-Hay un interés. La juventud, los estudiantes los que están interesados en temas sociales, especialmente en la innovación social. Es un movimiento bastante fuerte que el proyecto refleja esos valores.

-¿Cómo surge la idea de meterse en un área tan poco conocida? Eres profesor de Educación Física…
-Esa pregunta refleja la mentalidad aquí en Chile porque te ponen una etiqueta de ‘el profesor de educación física’ o ‘el gallo que vivió en El Bosque’. Es cómo la sociedad se maneja: poniendo etiquetas, en vez de pensar el potencial que existe. Yo como profesor de Educación Física me fui a estudiar al extranjero, hizo un magíster en y doctorado que me llevó a desarrollar esto, pero los conocimientos y la motivación estaban antes de obtener el título de profesor incluso. El talento está en Chile, tenemos que ser mejores y admirar y explotar el talento que existe y dejar las etiquetas de lado.

-¿Te molestan esas etiquetas?
-No me molesta. Es una pregunta factible, pero refleja la cultura chilena. La gente no te lo pregunta para hacerte daño, pero refleja el pensamiento.

-¿De qué forma tu niñez, tu crecimiento en El Bosque aportaron a la creación de Cyborg Beast?
-Fue la adversidad. Cuando estás enfrentado ante situaciones adversas, la pobreza es una de ellos, aprendes a buscar soluciones que no son las usuales y eso se llama innovación. Eso me dio los valores y la motivación para enfrentar los obstáculos.

-¿Cuando eras niño tenías algún tipo de acercamiento con los personajes robot-superhéroes?
-Sí, como todo niño veía ciertos monos, pero eso no me inspiró para nada. Nunca me imaginé que iba a hacer esto. Lo que me ayudó fue enfrentar la adversidad y la humillación, porque cuando eres pobre la gente te humilla bastante. Son habilidades blandas que son esenciales para el éxito de un proyecto como este.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia