Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Obama condenó asesinato del embajador de EE.UU. en Libia Obama condenó asesinato del embajador de EE.UU. en Libia

El presidente indicó que se han tomado medidas para la protección del personal estadounidense en Libia y "para aumentar la vigilancia en nuestros puestos diplomáticos en todo el mundo". Además ordenó que se refuerce la seguridad en las legaciones de su país.

Mundo

Obama condenó asesinato del embajador de EE.UU. en Libia

Por 12 de Septiembre de 2012

Tras confirmar la muerte del embajador de EE.UU. en Libia, Chris Stevens, y de otros tres norteamericanos en el ataque contra el consulado de su país en Bengasi, el Mandatario norteamericano, Barack Obama, rechazó enérgicamente los violentos hechos.

“Condeno enérgicamente el atroz ataque a nuestras instalaciones diplomáticas en Bengasi, que ha arrebatado las vidas de cuatro estadounidenses, incluido el embajador Chris Stevens”, subrayó Obama en una declaración distribuida por la Casa Blanca.

Obama agregó que “en estos momentos los estadounidenses tenemos en nuestras oraciones a las familias de quienes hemos perdido. Ellos ejemplifican el compromiso de Estados Unidos con la libertad, la justicia y la colaboración con países y pueblos en todo el mundo, que contrastan con quienes cruelmente tomaron sus vidas”.

El presidente indicó que se han tomado medidas para la protección del personal estadounidense en Libia y “para aumentar la vigilancia en nuestros puestos diplomáticos en todo el mundo”.

“Estados Unidos rechaza los esfuerzos para denigrar las creencias religiosas de otros, pero todos debemos oponernos, sin equívocos, al tipo de violencia insensata que quitó la vida a estos empleados públicos”, continúa.

El ataque contra el consulado en Bengasi se produjo tras una protesta frente a la sede del consulado por un vídeo realizado en EE.UU. y que supuestamente ofendía a Mahoma.

Obama describe al embajador Stevens como “un representante valiente y ejemplar de Estados Unidos”.

Recuerda que, durante la revolución libia, “sirvió desinteresadamente a nuestro país y al pueblo libio en nuestra misión en Bengasi” y que, como embajador en Trípoli “apoyó la transición de Libia a la democracia”.

“Estoy profundamente agradecido por su servicio a mi Administración y sumamente entristecido por esta pérdida”, añade la declaración del presidente estadounidense.

“Los valientes americanos que hemos perdido representan el extraordinario servicio y sacrificios que nuestros civiles hacen cada día en todo el mundo”, según Obama.

“Mientras permanecemos unidos a sus familias, redoblemos nuestros esfuerzos por continuar su trabajo”, concluyó el presidente.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día