Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
El empleo protagoniza el inicio del segundo debate presidencial en EE.UU. El empleo protagoniza el inicio del segundo debate presidencial en EE.UU.

Los candidatos a la presidencia de EE.UU., el demócrata Barack Obama, y el republicano Mitt Romney, trataron de cautivar a las votantes indecisas en el segundo debate electoral que se celebra hoy en Hempstead con propuestas de paridad y flexibilidad laboral.

Mundo

El empleo protagoniza el inicio del segundo debate presidencial en EE.UU.

Por 16 de Octubre de 2012

Los candidatos a la Presidencia de EE.UU., el republicano Mitt Romney y el demócrata Barack Obama, actual mandatario del país, iniciaron hoy su segundo debate con el empleo como primera discrepancia tras una pregunta de un estudiante que les pidió soluciones para asegurarse que iba a tener trabajo tras su graduación.

Romney consideró “inaceptable” el nivel de desempleo en EE.UU. -actualmente en el 7,8 %- y se comprometió apostar por mejorar las condiciones financieras para los estudiantes y prometió que crearía empleo después de criticar la gestión de Obama y asegurar que “la clase media ha sido aplastada durante los últimos cuatro años”.

“Es inaceptable que la mitad de los estudiantes que se graduan hoy no encuentren un trabajo”, dijo Romney en la universidad Hofstra de Hempstead (Nueva York) a la pregunta de Jeremy Epstein, de 21 años.

Obama apostó por facilitar la implantación de empresas en EE.UU. y beneficiar a las compañías que producen en el país, como el sector del automóvil, hecho que le sirvió para atacar a su oponente porque el republicano se posicionó a favor de dejar que en el momento de crisis de ese sector, la industria del motor se declarara en bancarrota y no fuera rescatada por el Estado.

El demócrata aprovechó para recordar su apuesta por invertir en energías renovables y manifestó su intención de reconducir el gasto que se ha hecho durante la última década en financiar guerras en “reconstruir EE.UU. con carreteras, puentes y escuelas”.

Obama y Romney cortejan a las indecisas con paridad y flexibilidad laboral

Los candidatos a la presidencia de EE.UU., el demócrata Barack Obama, y el republicano Mitt Romney, trataron de cautivar a las votantes indecisas en el segundo debate electoral que se celebra hoy en Hempstead con propuestas de paridad y flexibilidad laboral.

Obama manifestó su intención de seguir defendiendo el derecho de todos los trabajadores a tener la misma remuneración por la misma categoría laboral, algo que Romney dijo no tenía tan claro después de que obviara una ley que propuso para defender esa medida.

El demócrata insistió en que su rival se opone a que las mujeres puedan tener acceso a medidas contraceptivas a través de su seguro médico directamente y prefiere que sean las empresas quienes lo decidan, al tiempo que calificó la asistencia a las familias y el cuidado infantil como asuntos “familiares y económicos” y no solo de las mujeres.

Romney, por su parte, acusó a la Administración de Obama de haber dejado que durante los últimos cuatro años “3,5 millones de mujeres” quedaran en situación de pobreza.

Para el republicano la clave para conseguir mejorar el acceso laboral de la mujer es “una nueva economía” que sea “más fuerte” y que permita a los empleadores contratar a más trabajadores y permitir una mayor flexibilidad en el trabajo que haga compatible la vida laboral con la familiar.

Romney recordó su experiencia como gobernador de Massachusetts y aseguró que durante ese período favoreció la presencia de mujeres en su gabinete.

Obama y Romney se enfrentarán en las urnas el próximo de 6 de noviembre.

La Previa

Los candidatos a la Casa Blanca, el demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney, ya han llegado a la Universidad Hofstra, a las afueras de Nueva York, para participar en su segundo debate televisado a partir de la 01.00 GMT del miércoles.

El primero en llegar al recinto universitario fue Romney y minutos después lo hizo Obama.

En el debate, para el que Obama está bajo presión tras su floja actuación en el que fue celebrado en Denver, la moderadora será la periodista de CNN Candy Crowley y participarán 80 votantes indecisos seleccionados por la encuestadora Gallup.

De esos 80 solo unos cuantos podrán hacer a los dos candidatos preguntas previamente revisadas por Crowley.

Los ciudadanos estarán sentados en un semicírculo y Obama y Romney tendrán dos butacas a su disposición y un amplio espacio para moverse e interactuar con los ciudadanos si así lo desean.

Ya están en el complejo deportivo David S. Mack de la universidad, acondicionado para el debate, los equipos de ambas campañas y 300 estudiantes de la universidad ganadores de un sorteo para poder presenciar el cara a cara en directo.

Por sorteo Romney será el primero en responder a la primera pregunta de la noche y, a diferencia del debate de Denver, no habrá discursos finales de los candidatos a modo de cierre.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día