Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Investigan violaciones a huérfanos en una institución religiosa en Australia

"Si no te pillaban de día, los Hermanos te agarraban por las noches. No había escapatoria", comentó Hennessey, que aseguró que cada noche los hermanos visitaban los dormitorios para seleccionar a un niño y llevarlo a sus habitaciones o cometer sus abusos en frente de los otros.


Mundo

29 de abril, 2014

Autor:

Iglesia

Una comisión australiana ha comenzado a investigar las violaciones que sufrieron de forma reiterada varios huérfanos que estuvieron bajo el cuidado de la Congregación de los Hermanos Cristianos, entre 1947 y 1968, en Australia.

Once víctimas relatarán los abusos a los que fueron sometidos en centros de esta institución en las localidades de Bondoon, Tardun y Perth, ante la comisión que ayer comenzó en esta última localidad de Australia Occidental las pesquisas que durarán dos semanas.

En la primera sesión la Comisión escuchó los testimonios de cuatro víctimas, que recordaron tanto los abusos como el daño psicológico que se manifestó con problemas de depresión, alcoholismo y estrés post-traumático, según la cadena local ABC.

John Hennessey, que fue llevado a Australia desde el Reino Unido, no pudo leer parte de su testimonio en voz alta, debido al dolor que le causaba recordar su paso por el centro de Bindoon, donde fue violado y golpeado por varios de los religiosos.

“Vivía en constante terror ante la violencia física. Los castigos se manifestaban en azotes con cañas y correas, que muchas veces se realizaban como un espectáculo público”, dijo Hennessey, quien fue violado durante un lustro desde los 11 años.

“Si no te pillaban de día, los Hermanos te agarraban por las noches. No había escapatoria”, comentó Hennessey, que aseguró que cada noche los hermanos visitaban los dormitorios para seleccionar a un niño y llevarlo a sus habitaciones o cometer sus abusos en frente de los otros.

Solo cuatro de los hermanos han sido imputados por estos delitos, y solo uno de ellos fue sentenciado a tres años y medio de cárcel.

La Congregación, que afronta otras denuncias similares en otros países, se disculpó ante las víctimas en 1993, mientras que el Gobierno de Australia Occidental pidió disculpas a los otrora niños, que fueron trasladados al país desde el Reino Unido por estos delitos.

El Gobierno australiano creó esta Comisión en 2012 para investigar las respuestas institucionales a los abusos sexuales a menores cometidos en el seno de las instituciones sociales, religiosas y públicas.

Comenta esta noticia