Síguenos en Facebook X
El Dínamo

El sargento Bergdahl regresa a EEUU para continuar su recuperación

Fue secuestrado en Afganistán y liberado tras un polémico canje del gobierno de Barack Obama con los talibanes.


Mundo

13 de junio, 2014

Autor:

Bowe Bergdahl

El sargento Bowe Bergdahl, el último prisionero de guerra estadounidense en Afganistán, llegó la pasada madrugada al Centro Médico del Ejército en San Antonio (Texas), anunció hoy el Pentágono.

Bergdahl, de 28 años, pasó cinco años en manos de grupos talibanes, entre ellos Haqqani de Pakistán, y fue liberado en un intercambio de prisioneros por cinco cabecillas talibanes que fueron trasladados a Catar.

Mientras Bergdahl permanezca en el centro médico “continuará la próxima fase de su proceso de reintegración”, indicó en un comunicado el portavoz del Pentágono, almirante John Kirby.

“No hay un calendario para este proceso”, añadió Kirby, que destacó que “nuestra atención está enfocada en su salud y bienestar”.

El jefe del Pentágono, Chuck Hagel, “confía en que el Ejército continuará asegurando que el sargento Bergdahl reciba el cuidado, el tiempo y el espacio que necesita para completar su recuperación y reintegración”, agregó Kirby.

El canje de Bergdahl por los talibanes que estaban presos en Guantánamo, ha provocado una gran polémica, ya que sectores de la oposición republicana han acusado a la Administración del presidente Barack Obama de haber accedido a negociar con terroristas sin informar al Congreso como requiere la ley.

Bergdahl fue entregado a las fuerzas estadounidenses el pasado 31 de mayo en una región fronteriza entre Afganistán y Pakistán.

Posteriormente, Bergdhal fue trasladado a la base militar estadounidense de Landstuhl, en Alemania, donde ha iniciado su proceso de recuperación tras el prolongado cautiverio.

Los médicos militares señalaron que estaba en “buena condición física”, aunque advirtieron sobre la situación psicológica de Bergdahl.

Sobre la captura de Bergdahl por los talibanes han surgido dudas debido a denuncias de algunos compañeros de que pudo haber desertado.

Durante su estancia en San Antonio, Bergdahl no tendrá aparición pública y proseguirá con recuperación.

Las condiciones de su liberación y las críticas a su posible deserción provocaron que una ceremonia de bienvenida en su pueblo natal de Haley (Idaho) fuese cancelada la pasada semana.

Comenta esta noticia