Síguenos en Facebook X
El Dínamo

40 civiles muertos, el lamentable balance de la violencia en Afganistán

Unas 2.000 familias han tenido que abandonar las zonas de los combates en busca de un lugar seguro.


Mundo

25 de junio, 2014

Autor:

/ eluniversal.com.mx / eluniversal.com.mx

 Diez personas murieron hoy en el sur de Afganistán, lo que eleva al menos a 40 los civiles fallecidos en los últimos cinco días en una ofensiva de los talibanes en la provincia meridional de Helmand, informó a Efe una fuente oficial.

Los ataques comenzaron el sábado pasado, cuando cerca de un millar de talibanes intentaron tomar el control del distrito de Sangin y, aunque los soldados lo evitaron, los combates se han extendido a otras zonas, dijo Bari Barekzai, miembro del Parlamento local.

En concreto, los choques entre insurgentes y fuerzas de seguridad se han propagado a los vecinos distritos de Musa Qala, Kajaki y Nawzad, añadió Barekzai, quien afirmó que han perdido la vida hasta ahora 21 soldados y que han resultado heridos 20 militares y 40 civiles.

La ofensiva también ha causado numerosas bajas mortales entre los talibanes, que Barekzai cifró en un centenar.

El portavoz del gobernador de Helmand, Omar Zwak, aseguró a Efe que se han enviado refuerzos a las zonas afectadas y que, con los “20.000 soldados” de los que disponen en la provincia, hay recursos “suficientes” para hacer frente a los insurgentes.

Unas 2.000 familias han tenido que abandonar las zonas de los combates en busca de un lugar seguro.

Un portavoz del Ministerio afgano de Defensa, Zahir Azimi, declaró al canal local Tolo que, a diferencia de los frecuentes ataques talibanes a pequeña escala, la magnitud y la precisión de estas acciones implican “la ayuda de insurgentes llegados del otro lado de la frontera”, en referencia a Pakistán.

Los talibanes, que asumieron la ofensiva a través de su página web, elevaron a 44 el número de “marionetas” (como denominan a los soldados afganos) muertas y aseguraron que siete miembros de la OTAN habían fallecido, aunque las informaciones de los insurgentes suelen ser exageradas.

El conflicto en Afganistán se halla en uno de sus momentos más sangrientos desde la invasión de Estados Unidos, que propició la caída del régimen talibán hace doce años.

Las tropas internacionales comenzaron en 2011 a retirarse gradualmente de Afganistán y a transferir por fases la competencia de la seguridad al Ejército y la Policía afganos.

La ISAF concluirá su misión en Afganistán a finales de este año, pero Estados Unidos ha anunciado que mantendrá unos 9.800 soldados en el país hasta completar su salida total a finales de 2016. 

Comenta esta noticia