Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Embajador de Israel sostiene que su país merece el Premio Nobel de la Paz

El diplomático, que ejerce sus funciones en Washington, criticó a los medios de comunicación por no destacar que la milicia islamista palestina Hamás está utilizando población civil como "escudos humanos".


Mundo

26 de julio, 2014

Autor:

/ EFE / EFE

El embajador israelí en Washington, Ron Dremer, dijo este sábado que “Israel merece el Premio Nobel de la Paz por la contención que están demostrando las Fuerzas Armadas” en Gaza, pese a que el balance de muertos palestinos en la franja ya supera los 800, muchos de ellos civiles.

El diplomático criticó a los medios de comunicación por no destacar que la milicia islamista palestina Hamás está utilizando población civil como “escudos humanos” y estableciendo una estrategia bélica que se repetirá en el futuro, si no es denunciada públicamente.

Dremer, embajador israelí en Washington desde hace algo menos de un año, afirmó que Israel merece “la admiración de la comunidad internacional” por el cuidado con el que está llevando a cabo la incursión terrestre en Gaza, pese a que reconoció que se han producido errores.

“Las críticas a las operaciones militares solo conseguirán convencer a Hamás de seguir usando civiles como escudos humanos, ya que es Israel el que acabaría cargando con la responsabilidad de esas muertes”, indicó el embajador.

En su opinión, si Hamás considera que ésta es una estrategia efectiva, no se comprometerá a un alto al fuego a largo plazo con Israel, algo que por el momento se ve lejano.

La invasión terrestre, que comenzó hace una semana como respuesta a los ataques del grupo islamista con cohetes, ha disparado los muertos, especialmente en Gaza, donde fuentes oficiales dentro del territorio palestino sitúan ya las muertes en 865 y 5.700 heridos, la mayoría civiles.

La ofensiva, que ha cobrado igualmente la vida de 35 soldados y 3 civiles israelíes, ha elevado también las críticas de los organismos de derechos humanos.

La muerte de un gran número de niños palestinos y el ataque el jueves a una escuela-refugio de Naciones Unidas en Beit Hanún, en el que murieron 15 personas por disparos y cuya autoría está en disputa, han provocado un clamor internacional a favor de la consecución de un alto al fuego inmediato, que finalmente fue acordado hoy por al menos 12 horas.

Fuentes israelíes que pidieron el anonimato aseguraron este viernes que “terroristas” de Hamás realizaron disparos desde un edificio perteneciente a las instalaciones del complejo escolar de Beit Hanún atacado ayer. “Hemos cometido errores, pero el número de víctimas podría ser mucho peor”, reconocieron.

La investigación de Israel, que presentará resultados en “unos días”, pretende aclarar si los disparos que causaron la matanza de la escuela de Beit Hanún provinieron de morteros lanzados por Hamás.

Funcionarios israelíes no ocultan la frustración por las críticas que están recibiendo tras 19 días de la operación “Margen Protector”, pensada para destruir las posiciones desde las que Hamás ha disparado más de 2.000 cohetes contra poblaciones israelíes y acabar con la red de túneles que permite incursiones de milicianos en Israel.

“Se podría decir que nos están crucificando (en los medios), estamos horrorizados por las muertes (de niños), pero a quien se debe culpar de las muertes es a Hamás”, aseguraron.

Funcionarios israelíes conocedores de los detalles de la operación “Margen Protector” argumentan que Hamás está ocultando arsenales en escuelas o casas, al tiempo que amenaza a la población para que no abandone las zonas que Israel avisa con antelación que atacará.

El Gobierno israelí considera que Hamás quiere romper el aislamiento en el que se ha sumido tras la caída, el pasado año, del Gobierno del depuesto líder egipcio Mohamed Mursi, a quien acusa de haberles proveído de materiales para construir su arsenal de cohetes.

Según estimaciones de fuentes israelíes, bajo la presión impuesta por las Fuerzas Armadas de Israel, Hamás tendría la capacidad de mantener sus ataques “una o dos semanas más”.

Comenta esta noticia