Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Junta militar de Tailandia aprueba nueva Constitución y se entrega el poder absoluto

El Senado ya no será elegido, sino designado, y que el Parlamento, aunque sea elegido popularmente, estará subordinado a esa cámara alta controlada por los generales.


Mundo

8 de agosto, 2016

Autor:

referendum-tailandia-constitucion-afianzaria-poder-militar_1_2383614

Esta es una historia que puede sonar muy conocida en nuestro país. En Tailandia este lunes se aprobó el controvertido proyecto de nueva Constitución presentado y aprobado por la junta militar que se tomó el poder en 2014 al derrocar a la primera ministra Yingluck Shinawatra.

Con el 90% de las mesas escrutadas, el “sí” a la nueva Carta Magna tenía un 62% de los votos positivos, informa Globedia. “Se trata del futuro de Tailandia (…). Es la democracia. Vayan a votar“, había pedido por la mañana el presidente de la junta, el general Prayut Chan-O-Cha, tras depositar su papeleta.

 

La Oposición denunció “presiones” a lo largo de toda la campaña, en la que estuvieron prohibidos los debates, advirtiendo que irían a la cárcel de ser descubiertos. “Este referéndum significa que la democracia tardará un poco más en volver“, dijo Nattawut Saikua, un líder del movimiento opositor de los ‘camisas rojas’.

Pese a las palabras de la junta militar, la oposición denunció que la información de fondo sobre el nuevo texto fue mínima. De hecho, los panfletos que entregó el gobierno militar hablaban de la “felicidad” del país, mostrando fotos de niños sonrientes.

Con esta victoria, el Senado ya no será elegido, sino designado, y que el Parlamento -una especie de Cámara de Diputados- aunque sea elegido popularmente, estará subordinado a esa cámara alta controlada por los generales.

 

 

La consulta que hicieron los militares con la que se aprobó la nueva Constitución propone modificar el sistema político para impedir que vuelva al poder la oposición, sobre todo los ex primer ministros que volvieron en 2006 y 2014 al poder mediante elecciones democráticas.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia