Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Heraldo Muñoz responde a Evo Morales: “Gobierno de La Paz lucra con los importadores bolivianos”

Según detalló Muñoz, la empresa estatal boliviana que administra servicios portuarios en su territorio y en el extranjero -Administración de Servicios Portuarios de Bolivia, ASP-B- actúa como intermediaria entre los importadores altiplánicos y el puerto de Arica y no presta servicio directo alguno.


Mundo

18 de octubre, 2016

Autor:

a_uno_716797

El canciller Heraldo Muñoz respondió a las últimas declaraciones de Evo Morales, quien deslizó una nueva demanda contra Chile por los supuestos perjuicios económicos generados por la pérdida del mar.

En un encuentro con la prensa, donde entregó detalles de la integración con los países vecinos, el ministro de Relaciones Exteriores denunció el sobreprecio que cobra la agencia de aduanas de Bolivia a los propios importadores bolivianos para la carga que entra por el Puerto de Arica.

“Son sobreprecios abusivos. El Gobierno boliviano lucra con los comerciantes y los importadores bolivianos y sería bueno que el Gobierno de Bolivia explique el porqué de estos sobreprecios que encarecen el libre tránsito por los puertos de nuestro país”, enfatizó.

Según detalló Muñoz, la empresa estatal boliviana que administra servicios portuarios en su territorio y en el extranjero -Administración de Servicios Portuarios de Bolivia, ASP-B- actúa como intermediaria entre los importadores altiplánicos y el puerto de Arica y no presta servicio directo alguno.

Sólo por el concepto de intermediar, la ASP-B cobra un sobreprecio a las tarifas, que en algunos casos llegan al 300%. Así, el Ministerio de Relaciones Exteriores entregó cifras de esta situación.

Para el trabajo de descargar un contenedor de 20 pies, el puerto de Arica cobra a ASP-B $29,92 dólares, mientras ASP-B agrega un cobro a los importadores bolivianos de $119,92 dólares. Esto genera una diferencia de 300% entre ambas tarifas, por ningún servicio extra.

Para un contenedor de 40 pies, el puerto de Arica cobra a ASP-B $31,17 dólares, mientras la empresa estatal boliviana recarga a sus importadores $146,17 dólares, generando una diferencia de 370%.

“Yo creo que los importadores y los empresarios bolivianos tendrían todo el derecho a pedir explicaciones”, señaló el ministro Muñoz, precisando que estos datos “hay que tenerlos en cuenta porque Chile sigue estando dispuesto a conversar para resolver toda cuestión relativa a los servicios del enorme incremento de comercio que ha habido con el Puerto de Arica. Pero esta realidad hay que conocerla y responderla”.

En relación a un supuesto perjuicio económico del país por su falta de acceso soberano al mar, el canciller recordó que según los estudios de James Robinson, uno de los principales expertos en desarrollo a nivel mundial, los países sin litoral no alcanzan el desarrollo cuando fallan las instituciones.

“Esa es la mejor explicación de la carencia de desarrollo y no la situación geográfica. De lo contrario, no se podría explicar que 11 países sin litoral sean desarrollados. No he escuchado nunca a Austria quejarse por su pérdida de acceso al mar, o a Suiza, Hungría, o a tantos otros, que son países que han alcanzado su desarrollo pese a su condición geográfica”, remarcó.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia