Síguenos en Facebook X
El Dínamo

BBC revela explotación a refugiados sirios quienes hacen ropa para Marks&Spencer, Zara, Mango y Asos

La investigación expuso las pésimas condiciones laborales de estas fábricas en Turquía, donde incluso se pudo encontrar a niños trabajando. Los sueldos a menudo no superaban los 793 pesos por hora.


Mundo

25 de octubre, 2016

Autor:

slovenska_vojska_tudi_med_vikendom_v_velikem_stevilu_pri_podpori_policiji_01_b

La crisis migratoria de Europa, derivada por el verdadero desastre humanitario que ha generado el conflicto en Medio Oriente, acaba de lograr un nuevo y lamentable hito, que apunta a la explotación laboral incluso a menores de edad.

La investigación del programa Panorama, de la BBC, reveló que fábricas en Turquía estarían utilizando refugiados sirios, incluso niños, para confeccionar ropa de exportación para las marcas Marks&Spencer, Zara, Mango y Asos.

El programa de investigación encontró a siete sirios en una fábrica de Marks&Spencer, parte de la cadena de distribución de la popular firma de ropa en Gran Bretaña. A veces incluso estos no ganaban más de una libra por hora (cerca de 793 pesos).

Ellos eran contratados por un “intermediario” que les pagaba en la calle con efectivo.

Si algo le pasa a un sirio, lo botan como un pedazo de tela”, relató uno de los afectados. Uno de los trabajadores más jóvenes tenía 15 años y trabajaba más de 12 horas al día planchando ropa que posteriormente era enviada a Gran Bretaña.

Un vocero de Marks&Spencer indicó que esta información era “extremadamente seria” e “inaceptable”.

La preferencia por tercerizar el trabajo en Turquía apunta a la rapidez con la que pueden reaccionar ante grandes pedidos, pero esa rapidez tiene un precio, como la explotación de los trabajadores, particularmente en un país al que han llegado casi tres millones de refugiados de Siria. Muchos de ellos no tenían permiso de trabajo alguno. Incluso en algunas fábricas de Mango y Zara, se pudo ver a refugiados trabajando turnos de 12 horas, y algunos debían esparcir químicos peligrosos en la ropa, sin máscara alguna.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia