Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Si alguna vez mezclaste alcohol y bebidas energéticas, DEBES leer este nuevo estudio

Después de leer este artículo, todos aquellos que disfrutan de un vaso de vodka con energética es probable que lo vayan dejando de lado.


Mundo

3 de noviembre, 2016

Autor:

alcool-y-red-bull-681x383

Más de alguien ha disfrutado de un vaso de vodka mezclado con alguna bebida energética durante los algún carrete los fines de semana. Pues bien, después de leer este artículo, es probable que consideres dejar de lado esa mezcla.

Un estudio realizado por la Universidad Purdue, Estados Unidos, llamó la atención luego de que se revelara que tal mezcla puede tener efectos duraderos en el desarrollo neuronal de los jóvenes, incluso haciéndolos más susceptibles de engancharse en drogas fuertes, como la cocaína.

Richard van Rijn, profesor de química medicinal y farmacología molecular de dicha casa de estudios, señaló que la mezcla de alcohol con bebidas con altos índices de cafeína, como las energéticas, están afectando a los adolescentes “provocando cambios en su comportamiento así como en la neuroquímica de sus cerebros”, consignó al respecto el sitio Pimama Surf.

Pero ojo, que el problema no está en estos dos ingredientes por separado sino en la mezcla de ellos. El estudio realizado por Purdue, le inyectó alcohol con cafeína a ratones adolescentes, lo que aumentó su actividad, incluso aún más que si les hubiera dado cocaína. El efecto secundario de esto, es que cuando el cerebro es más maduro, los centros de recompensa se encuentran sobreestimulados. En caso de, además, consumir cocaína, se requerirán dosis más altas para sentir los efectos, lo que puede desencadenar una fuerte adicción.

“Los ratones que habían sido expuestos al alcohol y la cafeína quedaron un tanto insensibles a los efectos de recompensa de la cocaína en la adultez”, señaló van Rijn, De hecho, los ratones “no encontraban placentera la cocaína. A menudo debían usar más cocaína para obtener el mismo efecto”.

Por otro lado, se comprobó también que la sacarina producía efectos parecidos que la mezcla alcohol + cafeína, modificando la estructura química del cerebro. Los resultados arrojaron que los cerebros de los ratones “han cambiado de tal modo que tienen mayores probabilidades de abusar de sustancias naturales o placenteras de adultos”.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia