Síguenos en Facebook X
El Dínamo

El “voto duro” de Donald Trump: hombres blancos sin educación superior

Las primeras encuestas mostraban que el voto dividido en educación era más bien disperso en las personas que habían pasado por estudios superiores. El voto duro del magnate está localizado en el trabajador, sin estudio de educación superior, que simpatiza con su discurso proteccionista y nacionalista.


Mundo

9 de noviembre, 2016

Autor:

21261034829_fef2921584_b

La sorpresa la dio Donald Trump al voltear el tablero y hacerse de la presidencia de los Estados Unidos. En la medida que avanzaba la noche, las encuestas se equivocaron, o al menos las que daban por ganadora a Hillary Clinton, del partido demócrata.

Clinton no logró simpatizar con parte de los votantes que le dieron la victoria a Barack Obama, que respondía al voto por etnia: latinos, afroamericanos e incluso asiáticos.

Por su parte Donald Trump sedujo desde muy temprano al estadounidense de la parte más profunda de su país. El trabajador que ve los vaivenes del empleo con mucha preocupación, y a que a su vez está desencantado con la economía y con la clase política de esa nación.

Es más: en un recuento de encuestas que hizo NBC, identificó al votante más duro de Trump, los hombres blancos de clase trabajadora –identificados también como los que no tienen grado universitario, que votaron en masa por el magnate de “El aprendiz”: La relación es prácticamente 2 votos de cada tres.

us_white_non-college_xp_dq_660b48a4e86ffe69bfb80ed299685efd-nbcnews-ux-2880-1000

En contraste, los estadounidenses que tienen estudios superiores, se dividieron casi en mitades para votar por Hillary Clinton con Donald Trump. Esto fue al revés de lo que ocurrió con Mitt Romney, candidato del Partido Republicano, que ganó por 14 puntos a Barack Obama en ese segmento.

Las mujeres con grado universitario, en cambio, que votaron por Obama en el 2008 y luego por Romney en el 2012, Clinton sólo superaba a Trump en un 8% en este punto. Esto no sorprende mayormente, por las acusaciones de misoginia que afectaron –al final no tanto- a Donald Trump.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia