Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Por qué Obama no traspasó su popularidad a Clinton: tres voces de expertos

El presidente había logrado un rércord en su aceptación llegando a un 55%. Sin embargo, la candidata demócrata fue ampliamente derrotada por el republicano.


Mundo

9 de noviembre, 2016

Autor: El Dínamo

obama

Aunque en sus ocho años tuvo períodos de altos y bajos, Obama estaba terminando su período presidencial con un aceptable 55% de popularidad en las encuestas y el respaldo del pueblo afronorteamericano. Sin embargo, aunque en los últimos dias de campaña de fue enfático en decir “si me quieren a mí, voten por Hillary”, no logró convencer a sus adherentes y Clinton fue ampliamente derrotada por Donald Trump.

¿Por qué el actual presidente no pudo traspasar su popularidad a la candidata demócrata?  Tres expertos en política internacional responden a El Dínamo esta pregunta que muchos se hacen después del día de las elecciones estadounidenses.

Juan Ignacio Brito, decano de Comunicaciones de UAndes

“Obama tiene caracteristicas muy distintas a Hillary Clinton. De partida, Obama encarnaba una aspiración del pueblo afroamericano y eso no se lo traspasó a Clinton. Además hay que considerar que la popularidad de Obama es reciente. Durante largo tiempo tuvo problemas de popularidad y ocurre a menudo que cuando un presidente va de salida, la gente tiende a mirarlo con otros ojos. Entonces a pesar de que Obama tiene una popularidad de casi un 55% hoy, a estas alturas no es una popularidad electoral que pueda taspasar”.

“Además el gobierno de Obama tuvo muchísimos problemas, especialmente en el manejo de la economía. Sobre todo en estados como los que terminaron definiendo la elección como Michigan, Pennsilvania o Wisconsin, que tienen una importante base industrial antigua y que se han visto sacudidos por la globalización y la tecnología. En Estados Unidos las elecciones son muy locales, y el manejo económico en esos estados terminó pasando la cuenta”.

/ EFE

Felipe Vergara, experto en marketing político de la UNAB

“Uno de los grandes perdedores de esta campaña fue Obama porque la popularidad que tiene no pudo capitalzarla en votos para elegir a su compañera de partido. Es parecido a lo que ocurrió en Chile con Michelle Bachelet y Frei. El perfil de los candidatos era tan distinto uno de otro, que la popularidad en este caso no era exportable. Eran muy diferentes y además han tenido pugnas anteriores, fueron contrincantes en la primaria de 2008 y su relación como presidente y secretaria de Estado siempre tuvo altos niveles de escepticismo. Todo eso hizo que finalmente la gente no creyera que Hillary era el reflejo del continuismo de Obama”.

“El demócrata no fue a votar y no fue tan movilizado como el republicano. No es que Hillary Clinton haya sacado muchos menos votos que Obama años atrás, sino que Trump sacó más votos. Eso es lo que marcó la diferencia. El voto duro Clinton lo tenía. Los que votaron por Trump fueron un público outsider de la política a los que los demócratas no le hablaron”.

Walter Sánchez, académico de la U. De Chile

“La gestión de Obama en varios puntos fue decepcionante. Su programa de asistencia médica no le resultó, no logró los efectos que esperaba y por lo tanto había una decepción del electorado con su gestión (…) Me dio la impresión que cuando Obama estaba apoyando a Hillary en las últimas gestiones que hizo para resucitar un poco la campaña, lo encontré un poco reducido, un poco sobresaltado, dando la señal de que había que salvar a una persona que se estaba ahogando. En lo internacional tuvo altos niveles de simpatía, pero en Estados Unidos eso no se produjo durante mucho tiempo y la consecuencia es este triunfo de Trump”.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia