Síguenos en Facebook X
El Dínamo

El día que Donald Trump apoyó el voto popular, que hoy le habría arrebatado la presidencia de EE.UU.

Fue el voto electoral el que le dio la victoria a Trump, pero en el voto popular, Clinton lo superó por poco más de 200 mil personas.


Mundo

10 de noviembre, 2016

Autor:

asdfghjk

Donald Trump se hizo de los votos del colegio electoral, lo que finalmente derivó en que será el próximo presidente de los Estados Unidos. Sin embargo, en una de las características más cuestionadas –por el mundo- es que hay veces que surgen ciertas distorsiones en este sistema indirecto de elecciones, donde la gente vota por su preferencia, lo que se traduce en una suerte de “orden” que asumen los electores de cada estado (los integrantes del colegio electoral), que son quienes finalmente votan por el candidato presidencial.

Para ganar se necesitan 270 votos de electores, pero a veces el voto popular, o la cantidad de ciudadanos que prefirió otro candidato, no se condice con el candidato ganador.

Por ejemplo, en esta elección Trump obtuvo 279 electores, pero en el voto popular, está 230 mil 53 votos detrás de Hillary Clinton, pese a que ella obtuvo sólo 228 electores.

Si el sistema fuera directo, ninguno habría sacado la mayoría absoluta (50% más 1), pero este margen sitúa a la ahora ex candidata del partido demócrata por encima del magnate.

Lo curioso es que en una serie de tuits el millonario -que en aquella época apoyaba a Mitt Romney, ex candidato republicano que se enfrentó a Barack Obama– creyó erróneamente que el republicano había ganado el voto popular.

Por cierto que los usuarios no se demoraron en echarle en cara estos tuits por dos razones: si fuera por el voto popular, Trump no sería hoy el presidente electo, y más encima, finalmente Obama superó a Romney en el voto popular por nada más ni nada menos que 4 millones 982 mil 291 votos.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia