Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
VIDEO | La emotiva historia del niño enfermo que murió en los brazos del Viejito Pascuero VIDEO | La emotiva historia del niño enfermo que murió en los brazos del Viejito Pascuero

“‘Dicen que me voy a morir’, me señaló. ‘¿Cómo voy a saber que llegué adonde se supone que voy?’. Le dije, ‘¿me puedes hacer un favor? (…) Cuando llegues ahí, diles que tú eres el ayudante número 1 de Santa, y te van a dejar entrar’”.

Mundo

VIDEO | La emotiva historia del niño enfermo que murió en los brazos del Viejito Pascuero

Por 13 de Diciembre de 2016

En Estados Unidos ha causado repercusión la historia de Eric Schmitt-Matzen, un hombre de 60 años de Tennessee, que cada Navidad se disfraza de Viejo Pascuero para visitar a niños en hospitales.

Es por ello que se deja crecer una larga barba e incluso usa suspensores con motivos navideños. En conversación con USA Today, el hombre relató que recibió una llamada de un hospital cercano para visitar a un niño de 5 años que tenía una enfermedad terminal.

El caso era tan urgente que Schmitt-Matzen no alcanzó a cambiarse de ropa, llegando al lugar, donde la familia del menor le entregó el regalo para que se lo diera. Eso sí, les dijo que se quedaran afuera, ya que “si los veo llorar me derrumbaré y no podré hacer mi trabajo”.

“Cuando entré, él estaba ahí, tan débil que parecía que se iba a quedar dormido. Me senté en su cama y le pregunté: ‘¿cómo es eso de que te vas a perder la Navidad? ¡No puede ser! ¡Eres mi ayudante número 1!’”.

“Él me miró y me dijo: ‘¿lo soy?’. Yo le dije, ‘¡claro!’. Le di su regalo. Estaba tan débil que apenas podía romper el envoltorio. Cuando vio lo que había adentro, se iluminó con una gran sonrisa y apoyó su cabeza hacia un lado”.

“‘Dicen que me voy a morir’, me señaló. ‘¿Cómo voy a saber que llegué adonde se supone que voy?’. Le dije, ‘¿me puedes hacer un favor? (…) Cuando llegues ahí, diles que tú eres el ayudante número 1 de Santa, y te van a dejar entrar’”.

“Él dijo, ‘¿lo harán?’. Y le dije que ‘¡claro!’. Él trató de sentarse y me dio un fuerte abrazo y me hizo una última pregunta: ‘Santa, ¿me podrías ayudar?’. Lo envolví con mis brazos y antes de poder contestarle, murió”.

Tras esto, el hombre se quedó varios días cuestionándose si seguiría realizando el papel de Viejo Pascuero, pero recalcó que “cuando veo a esos niños reírse es cuando me recupero. Me hace darme cuenta del papel que debo interpretar”.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día