Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Nacional

Así es el voto voluntario

Por 16 de Noviembre de 2010

De aprobarse la inscripción automática y el voto voluntario –algo que parece un hecho- parlamentarios y dirigentes políticos deberán analizar con detalle cómo piensan, sienten y qué les interesa a los potenciales nuevos votantes. Es decir, un poco más de 3,8 millones, la mayoría menor de 29 años. Es un hecho, que la voluntariedad del acto no asegura que los jóvenes corran a las urnas. Por el contrario, deberán hacer esfuerzos enormes por empatizar con personas con altísima desconfianza en los partidos políticos y en las instituciones. Tendencia que se agudiza en los sectores de menores ingresos. 

 

Pero aunque la confianza en las instituciones políticas es escasa, el 56% de los jóvenes que actualmente no están inscritos declara que iría a votar si se aprueba la inscripción automática. Un dato que debe quitarle el sueño a más de un actor político. Acá una pequeña reseña del votante a conquistar de acuerdo a los resultados de la Encuesta de Participación y Jóvenes 2010 Periodismo UDP – Feedback. Se trata de un perfil complejo y que en varios aspectos se aleja de los lugares comunes que habitualmente se utilizan para describir a este segmento etario.

 

Activistas verdes

La defensa furiosa y efectiva de Punta de Choros debe dar algunas luces de que el nuevo ciudadano es verde, siente que la naturaleza es un valor y que los animales no son cosa. Es más, están dispuestos en su mayoría (64%) a ceder crecimiento económico por desarrollo sustentable y el medio ambiente ocupa el primer lugar en las actividades que están dicen participarán. Los dirigentes políticos harían bien en darse una vuelta por Facebook y ver como proliferan los grupos de acción y activismo verde. La mayoría de jóvenes.

 

Conectados

En la última elección los candidatos hicieron un intento por usar las redes sociales para potenciar su mensaje y llegar a sus votantes. Pero tal como lo muestra un paper publicado por ICSO UDP internet sólo ocupó el 4to entre las fuentes de información de la población. El nuevo abanico de votantes obligará a los candidatos a entender mucho más internet, porque sin duda será el protagonista. Los riesgos de la comunicación permanente tendrá heridos y damnificados, pero los jóvenes ya dedican casi el mismo número de horas a la TV que a las redes sociales.

 

Menos religiosos

Claramente la religión no está en el primer orden de prioridades de los jóvenes que podrían pasar a engrosar el nuevo padrón electoral. Si bien cerca del 70% afirma tener algún tipo de creencia religiosa (cifra inferior al 87% de la población general), 55,2% acude a ceremonias religiosas una al año o nunca, mientras que sólo el 12% lo hace al menos una vez a la semana. Además, la actuación de la Iglesia Católica obtiene un mayoritario, y a veces abrumador rechazo, en materias como aborto, prevención del Sida, relaciones prematrimoniales, homosexualidad, desigualdades sociales y derechos humanos.

 

Nacionalistas

Los discursos de integración regional y global, al parecer, han tenido poco impacto en los jóvenes chilenos, quienes se caracterizan por un fuerte nacionalismo. Sólo algunas cifras: 62% no cree que se deban dar más facilidades a los extranjeros que deseen trabajar en Chile, 54% está dispuesto a combatir en una guerra para defender a Chile y 84% considera que en épocas de alto desempleo se debe privilegiar dar trabajo a los chilenos por sobre los extranjeros. Por lo tanto, no existe terreno fértil entre los jóvenes para abrir una agenda rupturista en esta área, que incluya temas como la negociación de una salida marítima para Bolivia, de hecho el 84% se opone a ceder territorio a ese país.

 

Ni tan liberales

A diferencia de lo que se podría pensar, las posiciones liberales en los temas valóricos no predominan sin contrapeso en la población entre 18 y 29 años. Aunque el apoyo a la distribución de la píldora del día después es mayoritario (80%), no sucede lo mismo en otras materias como el matrimonio homosexual, la legalización del consumo de marihuana o que las parejas homosexuales puedan adoptar hijos. En estos tres últimos escenarios el nivel de aceptación no superan el 45%. Y aunque el 69% apoya que se permita el aborto cuando está en riesgo la vida la madre, la cifra tiene una brusca caída a 8% cuando se pregunta por el acuerdo de implementar en Chile las legislaciones más liberales, que permiten la interrupción del embarazo durante los primeros meses sin expresión de motivos. Los datos muestran que el alejamiento de la religión –y las críticas frente a la Iglesia Católica- no se está traduciendo en un fortalecimiento de posturas más liberales. Tampoco va ser este el camino para atraer a los nuevos electores.

 

Estado y Protección Social

Al igual que en el resto de la población, entre los jóvenes no inscritos existe una alta demanda de protección social por parte del Estado. Además, están de acuerdo que el Fisco tenga mayor injerencia en materias como salud, educación y el sistema previsional.

 

 
(*) Andrés Azócar es Director de la Escuela de Periodismo de la Universidad Diego Portales.

 

 

 

 

 

 

(*) Andrés Scherman es Investigador de la Escuela de Periodismo de la Universidad Diego Portales.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día