Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Nacional

Pionera en combate contra el SIDA: "La campaña responde a una postura religiosa"

Por 7 de Diciembre de 2010

El domingo se estrenaron los comerciales de la campaña gubernamental contra el Sida . Spots transmitidos por televisión, radio y una página web se enfocan en la importancia de hacerse el examen, tener pareja única y, en menor medida, en usar preservativo. Tal como lo anunciamos en El Dínamo  la semana pasada.

 

Hoy, la doctora Cecilia Sepúlveda, decana de Medicina de la Universidad de Chile referente en el tratamiento e investigación del Sida en Chile, comparte sus opiniones sobre la polémica campaña. Que, al menos en las redes sociales, ha generado más detractores que defensores. En Twitter, por ejemplo, los comentarios se unificaron con el hashtag #campañaSida. Todavía se pueden leer los más recientes.

 

 

¿Qué opina de la nueva campaña del Sida lanzada por el Gobierno?

 

Desgraciadamente, no explica de manera directa y clara a la población cuáles son los medios para contagiarse, que es lo fundamental. También carece de un mensaje claro acerca de las formas de prevención. Son 10 segundos que pasan en medio de una tanda de comerciales, por lo que cuesta distinguir de qué se está hablando. Si bien es  innovadora, porque llama a entrar a un sitio web, no todos tienen Internet, y eso puede ser un problema para que llegue a más público.  

 

Los spots no hablan de cómo prevenir. Lo que se ve en el sitio es más claro: informa sobre la pesquisa, cómo hacer el diagnóstico, dónde ir, etc. Pero hay una carencia, porque es un mensaje de prevención que no se complementa con imágenes ni videos. 


 

Teniendo en cuenta que en Chile el Sida se contagia principalmente por transmisión sexual, ¿le parece bien el giro que le dieron?

 

En Chile, un 95% de los casos se contrae por esa vía. Por eso, a mi juicio, no cumple la finalidad. No soy experta en comunicaciones, pero los mensajes tienen que ser directos, claros, precisos y comprensibles por la gente. Y esta campaña no incluye el mensaje de cómo prevenir de ese modo.

 

Los mecanismos de prevención más adecuados, como el uso del condón, aparecen mencionados; pero no se explica en qué consisten, cómo se deben usar ni cómo conseguirlos. La campaña es muy somera y resulta insuficiente cuando la relación sexual no protegida es el mayor mecanismo de contagio.

 


¿Cómo debería haber sido la campaña?

 

Debería ser explícita respecto al uso del preservativo, mucho más didáctica e incluir imágenes y videos al respecto. También debiera mostrar las precauciones a tener con los condones; como que tienen fecha de vencimiento, que hay que mantenerlos frescos y sin aplastarlos, saber cuáles son los efectos prácticos y, definitivamente, enseñar que usarlos también sirve como barrera para la transmisión de otras enfermedades sexuales.


 

¿A qué cree usted que responde la tónica de la campaña?

 

Lo más probable, y es algo que ha venido sucediendo en los últimos años, es que responda a una postura religiosa. Los sectores conservadores se han opuesto tajantemente a que se hable de cara a la gente sobre el Sida y el uso del condón, y es un grave error.

 

Estamos hablando de un problema de salud, ya que la gente sigue contagiándose. En Chile, más de 6.500 personas han fallecido de Sida desde 1994. Esto ocurre porque no tienen acceso a los tratamientos ni a la prevención. El preservativo, en todas las relaciones, es la mejor forma de evitar la transmisión. El uso del condón es una forma de salud, de vida y de mantenerse sano.

 

 

(*) Dra. Cecilia Sepúlveda es decana de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chilelíder en el tratamiento e investigación de VIH/Sida en Chile. Fue la primera médica que trató pacientes y que detectó la enfermedad en el país, colaborando permanentemente en el diseño de políticas públicas que han controlado el VIH/Sida en el país. 

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día