Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Nacional

Review: Probamos el disco duro portátil Iomega Select

Por 7 de Diciembre de 2010

Un pendrive con esteroides. Esta es la impresión que nos queda luego de probar el disco duro portátil Iomega Select de 320 GB.

 

La descripción que nos llegó con el producto dice “Este disco no es sólo económico, sino muy fácil de usar y viene formateado para inicio sencillo, además posee un elegante diseño, en línea con otros productos desarrollados por la compañía, que apuntan a cautivar tanto a usuarios Mac como PC”. Y creemos que es bastante acertada, pues al abrir la caja -una muy pequeña- nos encontramos con el disco duro, el cable y un manual de uso muy básico.

 

Tal y como decía el comunicado, para los usuarios de Windows es llegar y conectar vía USB. El sistema lo detecta al instante y está listo para usar, pues viene preformateado con el sistema NTFS. Los usuarios de Mac tendrán que darle formato, se demora pocos segundos.

 

Una vez instalado el disco, viene lo interesante, la experiencia de uso. Una vez que se detecta la unidad y comenzamos a transferir archivos nos damos cuenta que la velocidad es buena, sin llegar a ser apabullante, alcanzando una velocidad promedio de 20~25 megabytes por segundo. Por lo que una película de 700 megabytes tarda unos 30 segundos en copiarse al disco, mientras que una imagen de dvd de 5 gigas se tarda aproximadamente 4 minutos en transferirse.

 

Ya con los archivos cargados nos dispusimos a probar la velocidad de lectura desde un televisor con entrada USB y capaz de reproducir archivos multimedia. Para ello copiamos al disco un recital en FullHD (1080p) en formato MKV al disco para reproducirlo desde la TV. La carga de lectura inicial de los archivos es un poco más lenta que desde otros dispositivos pero al momento de reproducir todo es fluido y sin cortes, al adelantar o retroceder existe una pequeñísima pausa, nada molesto, pero que en el pendrive de toda la vida que utilizaba para reproducir películas no ocurría. Aprobado. Funciona bien y sin inconvenientes.

 

Sin embargo, no todo es maravilla con este aparato. Los usuarios más inexpertos podrían echar de menos alguna aplicación especialmente diseñada para realizar un respaldo automático de su equipo directo al disco, que no viene con la caja.

 

Por otra parte, un detalle que nos llamó la atención fue que algunas veces cuando lo desconectábamos (ya sea desde el PC o la TV), el disco hacía ese típico sonido de cuando se corta la electricidad y se detiene de forma abrupta. Esto no ocurrió siempre, pero sucedió inclusive cuando apagábamos el computador antes de desconectar.

 

Ahora bien en cuanto a lo externo, es un disco pequeño, como una
billetera, con un diseño simple y elegante, acabado en color negro mate, liviano y muy fácil de
transportar. Eso sí, una sugerencia al fabricante: La luz led debería estar en otro lado y no junto al conector del cable USB,  ya que generalmente habrá que voltear el disco para poder ver si está leyendo o no. Otro de los pros del disco es que no requiere de una fuente de corriente externa para funcionar.

 

Para los interesados, el precio de referencia es de $39.990 para la versión de 320GB, $49.990 para el de 500GB y $99.990 para la versión de 1Terabyte y se puede encontrar en todas las grandes tiendas. Nosotros recomendamos comprar el de 320 ó 500GB, ya que creemos que la línea está más enfocada para el transporte de archivos pesados que para un respaldo más permanente en el tiempo o de información sensible.

 

En definitiva nos pareció un accesorio muy recomendable por su simpleza y la relación precio/calidad y una buena alternativa para regalar o autoregalarse en estas fiestas.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día