Síguenos en Facebook X
El Dínamo

El sentido mea culpa de la ministra Delpiano: “La U. Autónoma se nos coló en la gratuidad”

Junto con ello, dejó en claro que solo el fallo del Tribunal Constitucional les permitió ser parte del proceso de gratuidad.


Nacional

25 de julio, 2016

Autor:

A_UNO_686570

Adriana Delpiano, ministra de Educación, tuvo duras palabras para la Universidad Autónoma, ya que a pesar de su cuestionada exigencia académica, será una de las instituciones que podrá entregar gratuidad en educación superior.

“Es muy difícil que una universidad entregue alta exigencia académica a los alumnos y, a la vez, ser la universidad más masiva que pueda existir. Las universidades masivas son de baja exigencia académica“, expresó.

Junto con ello, dejó en claro que solo el fallo del Tribunal Constitucional les permitió ser parte del proceso de gratuidad.

“La Universidad Autónoma se nos metió, se nos coló en la gratuidad el año pasado a partir del fallo del Tribunal Constitucional, es una universidad que lo único que exige es haber dado la PSU. Da lo mismo si sacaste 300 puntos, 400 puntos, 500 puntos. La matrícula de una universidad como la Autónoma debe ser infinita”, apuntó a radio Biobío.

Y es que el Consejo de Rectores había marginado a la Universidad Autónoma del Sistema Único de Admisión, puesto que no existían las suficientes garantías de que la casa de estudios no lucraba con la educación.

Ante esto, Teodoro Ribera, ex ministro de Piñera y rector de la institución, respondió que “la ministra no está en lo correcto cuando señala que la Universidad Autónoma de Chile se coló en la gratuidad, pues la universidad cumplió con todos y cada uno de los requisitos legales, lo que fue certificado por el propio Ministerio de Educación”.

“Sus dichos afectan principalmente a nuestros alumnos: si la Autónoma está en la gratuidad, es porque cumple con la ley“, recalcó a Emol.

Ribera explicó que “estamos fuera del Sistema Único (SUA) que administra el CRUCH, no porque queramos, sino porque hemos sido rechazados en cuatro oportunidades, sin fundamento real alguno. Así las cosas, nuestra situación hoy es kafkiana: aquellos que rechazan nuestro ingreso al SUA, son los mismos que nos critican por no estar en él”.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia