Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Andrade y pensiones en Gendarmería: “Debí ser más tajante en mi juicio”

El diputado se refirió a la polémica por la millonaria pensión que recibe su ex esposa Myriam Olate y la situación que generó el destape de esta información.


Nacional

7 de agosto, 2016

Autor:

andrade

Una severa autocrítica realizó el diputado Osvaldo Andrade respecto a las millonarias pensiones a ex funcionarios de Gendarmería, entre los que se encuentran los de su ex esposa Myriam Olate, asegurando que “debí ser más tajante en mi juicio sobre las pensiones en Gendarmería”.

Por lo mismo no fue grato escuchar el nombre de quien fue su pareja durante la interpelación de la ministra Javiera Blanco. Sin embargo, sostiene que “no es grato, pero yo debía cumplir una tarea y me ceñí a eso (…) No tenía ninguna duda de que era una consulta que se iba a hacer, y desde el punto de vista de mi tarea, intenté que no me afectara, y creo que así sucedió”.

“Tal vez al principio no fui capaz de separar con nitidez lo que era una opinión política respecto a pensiones que me parecen un escándalo y al mismo tiempo el menosprecio a una persona. Pero quiero agregar que soy el único parlamentario que no votó a favor de los proyectos de acuerdo que mantenían las pensiones sin tope. En eso exijo una explicación”, señaló al diario El Mercurio.

En ese sentido, explicó que Olate llegó por mérito propio al servicio público donde trabajó y jubiló cumpliendo las rigurosidades legales. “Si hay una infracción en eso, alguna situación anómala, que se investigue; y si efectivamente se constata algo de eso, que se tomen las medidas de rigor“, indicó.

Luego agregó que “lo que me incomoda es que dé la sensación de que no es mérito de ella. En Chile pareciera ser que a las mujeres el trabajo siempre se lo tuviera que conseguir el marido, y eso es de un machismo que rechazo; es un menosprecio intolerable“.

Consultado por si este es el momento más complicado que le ha tocado vivir como político, sostuvo que “la política es con llorar. Hay afectos, sentimientos, pero a mí no me eligieron para ser un intrascendente”.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia