Síguenos en Facebook X
El Dínamo

VIDEO | Liceo Congreso Nacional: la increíble explicación de Farcas por empujón a Vlado Mirosevic

De verdad esta discusión llegó a un nivel difícil de creer.


Nacional

18 de agosto, 2016

Autor:

A_UNO_699878

“¡A la sali’a! ¡No’ vemo’ a la sali’a!”. Frase típica del acervo juvenil, particularmente proveniente de los estudiantes más pendencieros, quienes no encuentran otra forma de resolver sus conflictos que no sea a través de la fuerza bruta.

En la medida que (se supone que) llega la madurez, aquellas escenas debieran comenzar a disminuir ostensiblemente.

Claro, siempre hay excepciones. Generalmente estimamos que esta forma de “resolver diferencias” podría darse en diversos lados, pero dificilmente en la sede del legislativo.

El diputado del Partido Liberal Vlado Mirosevic acusó en esta jornada haber sufrido agresiones físicas y “actitudes matonescas” de quien ya podría considerarse su archinémesis, el PPD Daniel Farcas. El origen de la gresca tendría que ver con la denuncia del Liberal, que apunta a que el legislador PPD se habría prestado para el lobby a favor de Microsoft. “Desde ese momento en adelante he sufrido ya dos años la persecución y la agresión de parte de Daniel Farcas, persecución física”, asegura.

La acusación llegó al nivel tal, que se reveló un video que muestra la agresión denunciada.

La explicación de Farcas a lo más que se puede comparar es justamente a una explicación de colegio. “Ayer el señor Mirosevic pasa hacia arriba y me empuja, cuando él vuelve yo también lo empujo y le digo ‘esta no es la manera de tratarnos y no tiene sentido que nos tratemos de esa manera’”. En ese mismo sentido, el legislador PPD precisó que “desde hace dos años o más, desde que llegué a este hemiciclo, he sido agredido, he sido amenazado no solamente por el señor Mirosevic, sino además por su jefe de gabinete en los pasillos de esta institución, en las escaleras, en los ascensores e incluso en la calle”.

Agregó que su relación con el Liberal no es buena, “pero vamos a hacer un esfuerzo para que ésta se lleve a cabo dentro de los marcos y normativas”. Mirosevic no se compró sus dichos.

Es claro que no hay amistad. Sin embargo, para que este entrevero quede en los anales del Legislativo, debe subir aún muchos niveles más para llegar siquiera a las rodillas del siguiente intercambio, tan intenso como histórico.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia