Síguenos en Facebook X
El Dínamo

39 abogados despedazan carta en El Mercurio que trata la identidad de género como un “experimento social”

El grupo de profesores que publicó la carta esta mañana rechazó todas estas expresiones y afirman que al hablar de “personas afectadas con este problema” reproducen la discriminación que el proyecto busca erradicar.


Nacional

22 de agosto, 2016

Autor:

Genero

Un grupo de profesores de derechos de algunas universidades chilenas y extranjeras enviaron una carta a El Mercurio respondiendo a otra publicación en dicho medio realizada el sábado pasado donde califican a la identidad de género como “un problema de salud” y cuestionaban el proyecto que se tramita en el Congreso.

En la anterior misiva, un grupo de profesores también de derecho mostró “preocupación” por la tramitación del proyecto que reconoce y protege el derecho a la identidad de género, asegurando que se han tomado en cuenta las “tesis más radicales denominadas teorías de género, según las cuales el sexo biológico no tiene relevancia alguna para la propia identidad”.

Ese grupo de profesores dice que es “grave” eliminar toda distinción entre hombre y mujer al volverla “arbitraria” por “desconocer su realidad biológica”. “Esto impactará las relaciones de familia, perdiendo todo su sentido la definición del matrimonio como unión heterosexual y trastocándose en su origen las relaciones de paternidad y maternidad”.

Además, aseguran que se trata de “un problema de salud”, siendo para ellos el único caso donde debe existir el derecho a cambiar de identidad sexual.

El grupo de profesores que publicó la carta esta mañana rechazó todas estas expresiones y afirman que al hablar de “personas afectadas con este problema” reproducen la discriminación que el proyecto busca erradicar.

En esa línea, cuestionan que se trate de una iniciativa ligada a la salud o a una patología, sino que tiene un enfoque de derechos humanos y reconocimiento del desarrollo de las personas, sobre todo de personas que históricamente han sido excluidas.

“Este proyecto apela al imperativo de respetar las diferencias que existen en la sexualidad humana y la autodeterminación de cada persona, reconociendo la diversidad como una condición humana, y la sexualidad, como un aspecto en que esta diversidad se despliega como atributo personalísimo”, explican,

Los académicos recalcan que la identidad sexual no está definida por lo biológico y el cuerpo, aunque esta haya sido tradicionalmente la forma de ver a los seres humanos.

Finalmente, el grupo de abogados descarta que este proyecto constituya una amenaza sobre el futuro de las relaciones de familia o que se trate de un “experimento social a gran escala de impredecibles consecuencias”, como argumentaban los académicos más conservadores de la carta del sábado.

“Dichas afirmaciones, carentes de argumentos, niegan la actual realidad social y jurídica chilena. La familia es una realidad cambiante y se manifiesta en una pluralidad de formas, que el derecho internacional de los derechos humanos exige proteger sin exclusiones”, concluyen.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia