Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Nueva rectora de la Universidad de Aysén confirma que admisión tendrá características especiales

La propuesta fue hecha por el mismo Consejo de Rectores y busca entregar una oportunidad mayor a los estudiantes de la región.


Nacional

22 de agosto, 2016

Autor:

maria teresa marshall

La nueva rectora de la Universidad de Aysén, María Teresa Marshall asumió hoy en sus funciones, tras haber sido nombrada este fin semana en reemplazo de la removida Roxana Pey. Y en su primera intervención anunció algunas de las definiciones del plantel que comenzará a funcionar en mazo de 2017.

Marshall informó que la U. de Aysén no tendrá una “política alternativa” respecto de la gratuidad que ha propuesto el Ejecutivo, sino que se aplicará misma que en el resto de las universidades estatales. Además, la admisión a la casa de estudios será parte del Sistema Único de Admisión del Consejo de Rectores (CRUCh), aunque con algunas características especiales, informó Emol.

Algunas de las razones de la salida de Roxana Pey de su cargo estaban relacionadas a la decisión por parte de ella de crear un sistema especial de ingreso a la universidad y también gratuidad para todos, con los recursos asignados, alejándose de la propuesta del Gobierno donde la gratuidad es sólo para el 70% de los estudiantes.

“Nosotros somos parte de la política pública del Estado de Chile y, como tal, vamos a hacer todo lo posible por conjugar las mejores oportunidades para nuestros estudiantes junto con los requerimientos y parámetros que nos coloca la política pública”, afirmó.

La Universidad de Aysén tendrá dos sistemas de admisión. El primero corresponde a uno “regular”, con las mismas condiciones que establece el Consejo de Rectores para todas las universidades que participan del proceso. El segundo será complementario y “especial”, con el objetivo de “que atienda las necesidades propias de los estudiantes de la Región de Aysén”.

En todos los casos se exigirá haber rendido la PSU y entregar un portafolio con los antecedentes que verifican su condición especial.

En el sistema regular se considerará el mejor puntaje que se obtenga entre lenguaje y matemática y no el promedio como ocurre en el resto de las universidades. Esta propuesta fue hecha por el mismo Cruch.

“Es decir, si yo tengo 600 puntos en Lenguaje, pero en Matemáticas saco 400, no me van a contar el promedio de 500, sino 600, y eso es una tremenda oportunidad para los estudiantes de la región”, destacó la rectora.

En la admisión especial, en cada carrera se reservarán cupos para estudiantes que estén en condiciones especiales. En total, se han definido 10 situaciones de ese tipo: estudiantes con talento artístico, deportivo o científico; que provengan de zonas “extremadamente extremas” de la región, como Gala o Villa O’Higgins; que terminaron la enseñanza haciendo el Servicio Militar; y que hayan completado la enseñanza media siendo padres o madres, entre otras.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia