Síguenos en Facebook X
El Dínamo

La seguidilla de descoordinaciones del Gobierno por Punta Peuco

Hoy la ministra de Justicia debió salir a responder, tras las diferencias entre Fernández y Aleuy, que la defición es netamente presidencial.


Nacional

14 de septiembre, 2016

Autor:

punta-peuco

El lunes, temprano en la mañana, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, descartó que el Gobierno determine por ahora el cierre del penal Punta Peuco, donde están detenidos ex militares condenados por delitos de lesa humanidad.

Sé que es importante por un tema simbólico y todo eso, pero si uno quiere trasladar reos, lo tiene que hacer a un lugar donde existan las condiciones para que eso se produzca. Mientras la situación financiera sea la que es, va a haber que esperar”, dijo confirmando la decisión.

Al mediodía, el ministro de esa misma cartera y superior de Aleuy, Mario Fernández, lo contradijo y afirmó que “no hay nada que descartar” respecto de esa decisión pero que no podía señalar una fecha para ello.

“La ministra de Justicia (Javiera Blanco), bajo quien se encuentra este tipo de asuntos, fue bastante clara en declarar ayer que este tipo de iniciativas está bajo estudio”, dijo Fernández y agregó que “yo dejaría que este tipo de preguntas se la hicieran a mi colega de Justicia, que es quien tiene a cargo el asunto”.

Luego, fue el turno del ministro de Defensa, José Antonio Gómez, quien se refirió al tema y aseguró que dicho “recinto tiene condiciones de un penal como cualquier otro en Chile“. “Punta Peuco es un penal común, es un penal, en donde cumplen condena criminales y cumplen las reglas de Gendarmería”, explicó sin decir si había alguna decisión tomada frente al eventual cierre.

Y la discusión escaló más.

El presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade (PS), se sumó al baile y aseguró que “da la impresión que no tiene mucho sentido insistir, porque si el subsecretario lo señaló es porque hay una decisión del Gobierno en esa dirección. Sin perjuicio de lo cual yo mantengo mi opinión que creo que es perfectamente posible trasladar a las personas que ahí están”.

Consultado sobre si el motivo de la postura del Ejecutivo es económico, Andrade indicó que “no creo que sea tan así, tengo información de que se hicieron inversiones en Colina para los efectos de eventualmente recibirlos“.

Mientras las autoridades se enfrentaban con declaraciones contradictorias, los presidentes de partidos de la Nueva Mayoría también salieron a insistir por la necesidad de cerrar este recinto penitenciario. Tanto Isabel Allende (PS) como Guillermo Teillier (PC) aseguraron que es momento de hacerlo.

La senadora socialista puso presión a La Moneda y afirmó que “imagino que se está preparando a dónde tendrán que ser trasladados algunos de ellos que será Colina, porque no se puede improvisar. También en un estado de derecho hay que garantizar la vida aún si fueron criminales. Pero evidentemente que es lo que corresponde a una política de Estado”.

Ante esta serie de desencuentros en el propio gobierno y su coalición, la ministra de Justicia recibió la pelota de Fernández y hoy debió responder el cuestionamiento que ronda en el círculo político. “Punta Peuco, al igual que otros recintos, siempre se está evaluando en término de sus capacidades”, dijo.

Sin embargo, esta vez la titular de Justicia se defendió diciendo que el cierre del penal es “una decisión presidencial”, que se anunciará cuando corresponda y que es “inoficioso estar especulando sobre la materia”.

Hasta el momento, desde la Presidencia no se han confirmado o descartado oficialmente el cierre.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia