Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Mesa de sector público anuncia paro nacional tras no alcanzar acuerdo con el Gobierno por reajuste

"Es evidente que la propuesta del Gobierno de iniciar con una cifra por debajo de la proyección de la pérdida de poder adquisitivo es una pésima señal para los trabajadores y trabajadoras y no permite establecer un diálogo racional", indicaron.


Nacional

23 de septiembre, 2016

Autor:

a_uno_711357

La mesa del sector público, conformada por cerca de 15 gremios, se reunió con los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés, y del Trabajo, Ximena Rincón, para discutir el reajuste salarial.

En vista de que no se llegó a un acuerdo tras más de dos horas de discusión, los funcionarios públicos anunciaron un paro nacional para este jueves 29 de septiembre, para pedir un aumento del 7,5%, versus el 2,9% que ofrece el Gobierno.

“Hemos dicho que ese 2,9 por ciento de reajuste es una propuesta miserable.
La caracterización de esta negociación es ‘negociación con movilización’ y como el 2,9 no nos gusta, el 29 hay paro nacional de los servicios públicos”, declaró el presidente de la Confusam, Esteban Maturana.

Maturana señaló a radio Cooperativa que “esperamos que sea una señal potente en orden a que el Gobierno entienda que no se puede seguir pretendiendo ajustar la caja fiscal con cargo al bolsillo de los trabajadores”.

A pesar del llamado a paro, se agendó una nueva reunión con el Gobierno para este lunes a las 19:30 horas.

Por su parte, Carlos Insunza, vocero de la mesa del sector público, espera que se mantenga la voluntad de dialogar entre las partes involucradas.

“La reunión mostró claramente lo que habíamos proyectado: estamos en una negociación que está completamente entrabada. Las cifras y propuestas que ha realizado el Gobierno no permiten iniciar un proceso de negociación en forma y en ese contexto nos parece positivo que se mantenga la voluntad de diálogo de todas las partes”, declaró.

Junto con ello, espera que el piso de negociación sea el IPC proyectado, que supera el 2,9% propuesto por La Moneda.

“Es evidente que la propuesta del Gobierno de iniciar con una cifra por debajo de la proyección de la pérdida de poder adquisitivo es una pésima señal para los trabajadores y trabajadoras y no permite establecer un diálogo racional”, recalcó.

Comenta esta noticia