Síguenos en Facebook X
El Dínamo

La carta que Rafael Garay le envió a sus clientes antes de abandonar Chile

La misiva, que en esta caso está dirigida a la esposa de Iván Núñez, le da a conocer el mecanismo con el que le pagaría el monto adeudado, que sería de $ 76 millones.


Nacional

24 de septiembre, 2016

Autor:

garay2

Antes de que se diera a conocer la teleserie que protagoniza Rafael Garay desde que dejó nuestro país y que ahora lo tiene en calidad de prófugo de la justicia, el ex economista le envió una carta a sus clientes el pasado 4 de septiembre.

La misiva, dirigida a Marlene de la Fuente, esposa de su ex amigo, Iván Núñez, consigna que “quiero compartir una información muy relevante. Debido al ahora delicado estado de salud que enfrento, he tomado la decisión de cerrar la empresa Think & Co. que he dirigido durante 10 años, y que como bien sabes, ha generado resultados positivos a nuestros clientes”.

En el documento, que actualmente se encuentra en manos del fiscal José Morales, le detalla la forma en que le pagaría el monto adeudado, que sería de $ 76 millones. Así, le dio a conocer un mecanismo, dividido en tres etapas, que le permitiría restablecer lo invertido a sus clientes junto a las utilidades generadas.

Primero, le pondría fin unilateralmente a 418 contratos que “correspondían al 83,1% de los recursos administrados (…) los que han sido entregados a sus dueños casi en su totalidad, quedando un pequeño porcentaje por entregar”. Segundo, se iba a rescindir 60 contratos adicionales, que correspondían al 9,37% de los fondos que tenía la empresa. Por último, en relación a los clientes cuyas deudas no habían sido pagadas, “donde mantuvimos los contratos y gestión de fondos de nuestros clientes más cercanos, y que implica rescindir los 40 clientes finales, que corresponden al 7,53% de los recursos administrados“.

Garay le confiesa a De la Fuente que “si estás recibiendo este correo, es porque estás dentro de los clientes que siempre consideré más cercanos, y con los que más me gustó trabajar. Y por ende esta es la etapa que te corresponde”.

El proceso, según afirma Rafael, ha sido exitoso y que “el plazo máximo para entregar los recursos comprometidos no debería ser superior a 56 días calendario (o corridos). Se establece este plazo como máximo para reintegrar el 100% de los recursos administrados, aunque puedes contar con nuestro mejor esfuerzo para que, en definitiva, el tiempo que debas esperar sea inferior (y confiamos que así ocurrirá)”.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia