Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Destapan el accidente que protagonizó Rafael Garay y que dejó a una joven en coma por 15 días

El hecho ocurrió la noche del 18 de diciembre de 2007, donde el economista arrojó 2,37 en la alcoholemia y fue condenado a 200 días de presidio remitido y suspensión de ocho meses de su licencia de conducir.


Nacional

2 de octubre, 2016

Autor:

Rafael Garay

Nuevas anécdotas de la vida de Rafael Garay se han ido revelando desde que la PDI lo declaró prófugo de la justicia hace unas semanas atrás por las múltiples denuncias por estafas en su contra, tras haber abandonado el país rumbo a Francia para someterse a un supuesto tratamiento para el cáncer que padecía.

Esta vez fue Reportajes de La Tercera, quienes destaparon un accidente que protagonizó el economista en diciembre de 2007 que terminó con una joven estudiante de odontología en coma durante 15 días, cambiando su vida para siempre.

Fue la madrugada del 18 de diciembre de 2007 cuando Garay, tras haber estado en el bar-karaoke Chihuahua, en Vitacura, conducía un jeep Ssangyong del año e iba rumbo a Sala Murano en Lo Barnechea. En la intersección de Estoril con Avenida Las Condes impactó el auto de Javiera Coloma, quien ya había colisionado minutos antes con otro vehículo.

La joven, que en ese entonces tenía 20 años, fue arrastrada 40 metros por el auto del ex candidato del PRO, quedando con un TEC abierto, perdiendo masa encefálica. Fue trasladada a la Clínica Las Condes donde estuvo 15 días en coma y posteriormente estuvo 18 días en recuperación. Perdió su año en la universidad y tuvo que cambiarse a Pedagogía en Educación, una carrera que se le podía hacer más accesible académicamente tras las secuelas que le dejó el accidente.

rafael garay

“Me tuve que cambiar de carrera; los primeros meses quedé hablando como guagua; tardé un año en volver a caminar con normalidad y me dijeron que no iba a poder ser mamá”, cuenta desde Puerto Varas a nueve años de lo ocurrido.

Por su parte, Garay solo tuvo un TEC cerrado y marcó 2,37 en la alcoholemia. Tras un procedimiento simplificado, fue condenado a 200 días de presidio remitido y suspensión de ocho meses de su licencia de conducir.

Cuatro meses después, el ingeniero se reunió con la víctima y según recuerda ella, “yo estaba en la casa de Constanza Contreras, una de mis amigas con las que estaba el día del accidente, cuando él llamó. Cuando se enteró de que yo estaba ahí pidió hablar conmigo. Y lo que me impresionó en ese momento es que no pidió perdón, sino que se empezó a victimizar. Me dijo que él había sufrido mucho con el accidente, que lo estaba pasando muy mal. Nunca más volvimos a hablar”, recuerda.

El ahora prófugo de la justicia se libró de una demanda civil tras llegar a un acuerdo extra judicial con la afectada y pagar más de 60 millones de pesos.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia