Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Ofensiva UDI contra “100 preguntas sobre sexualidad” llega a Contraloría

No sólo al partido de oposición le disgustó el tono frontal del texto que busca aclarar dudas respecto de diversos aspectos de la sexualidad a los adolescentes, sino que también denuncian que se pagó un mayor precio al impresor del libro para tener la edición en un plazo menor.


Nacional

3 de octubre, 2016

Autor:

a_uno_713017

No es novedad que a las facciones más conservadoras de la política y la sociedad chilena no les gustó nada el libro “100 preguntas sobre la sexualidad”, que lanzó la municipalidad de Santiago. Con el objetivo de enseñarles a los jóvenes diversos aspectos de autocuidado y protección por las relaciones sexuales, la administración de Carolina Tohá lanzó este libro primero por internet.

Les intentaron hackear el sitio web del municipio y el senador Manuel José Ossandón criticó su contenido. Lo más difundido de lo que dijo fue “el sexo anal no es sexo”. Luego se disculpó. El ex UDI José Antonio Kast, en tanto, hizo una invitación a Tohá a leer el libro con su hija.

Pero de acuerdo a La Tercera, la ofensiva contra el libro no se quedó sólo en su contenido, sino que también en el proceso de licitación para la impresión de este texto.

a_uno_624484

En esta jornada, el secretario general del gremialismo, Guillerro Ramírez, realizará una presentación ante la Contraloría para denunciar posibles irregularidades y solicitar una auditoría a todo el proceso.

El escrito explica que mientras la primera licitación para imprimir y encuadernar el libro estaba abierta, hallaron un segundo proceso abierto, con ciertas modificaciones.

En la primera, el puntaje que tenía que ver con el precio estaba en torno al 60% de la evaluación, mientras que el plazo de entrega ponderaba un 30%. La segunda licitación abierta, el plazo de entrega contaba con un 40% de ponderación en estos puntajes. Además, cuando se abrió este proceso, la primera licitación se declaró desierta, pese a existir trece oferentes.

No se favoreció el valor más conveniente para el municipio, sino que se prioriza la entrega más rápida de los textos, específicamente aquella oferta cuya entrega del producto haya sido menor a cuatro días”, indica el escrito que presentará la UDI.

La comparación que se hace es que finalmente fue una empresa que cobraba un monto de 4 millones 549 mil 370 pesos, lo que significaría que el municipio habría terminado pagando 4 mil 545 pesos por libro, en tanto que la oferta más económica cifraba el precio por libro por los 1.840 pesos.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia