Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Presidenta Bachelet promulga ley que regula voto de chilenos en el extranjero

En la ceremonia, la Mandataria valoró la iniciativa que permitirá a los compatriotas que estén en el exterior participar del proceso democrático. "La espera terminó, fue larga, pero terminó", dijo.


Nacional

7 de octubre, 2016

Autor: El Dínamo

a_uno_715637

Cerca de 450 mil chilenos que viven en el exterior podrán participar de las elecciones nacionales próximamente. Esto porque la Presidenta Bachelet promulgó la ley que regula el voto de compatriotas que residen en el extranjero.

En medio de un periodo marcado por la alta abstención ciudadana, la Bachelet valoró la iniciativa. “La larga lucha de los compatriotas en el extranjero es un ejemplo para Chile en un momento en que la baja participación ensombrece los procesos eleccionarios”, dijo la Mandataria.

Se trata de una demanda exigida hace años y que está contemplada dentro del programa de Gobierno de la Mandataria. “Vamos a ser testigos de un hito que hace más fuerte nuestra democracia” dijo Bachelet, quien además sostuvo que el paso constituye “la manifestación concreta de la soberanía de un pueblo y la culminación de un camino para consagrar el derecho a voto para todas las personas adultas”.

En concreto, el voto de los chilenos en el exterior dependerá de los consulados, donde los chilenos que deseen sufragar deberán inscribirse en ese lugar para se configure el padrón electoral en el extranjero. Luego, cada consulado ordenará la conformación de al menos una junta electoral y operará además como local de votación.

Noventa días antes de cada elección se darán a conocer los locales de votación y el día de los comicios, el horario de votación será idéntico al chileno, adaptado al huso horario de cada país. Las mesas estarán compuestas por compatriotas que tengan derecho a voto. Y al igual que en Chile, los resultados se darán a conocer una vez que se cierren las mesas en el país.

Finalmente, la Jefa de Estado indicó: “Estamos cortando una atadura que limitaba nuestra democracia. La espera terminó, fue larga, pero terminó”.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia