Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Juan Manuel Astorga no tuvo piedad con Guillier por el uso de cámaras ocultas en el caso Spiniak

En tanto, también cuestionó la decisión de Guillier de evitar referirse al tema, apuntando que "lo que más me sorprende es que él es periodista. Lo que más ha hecho es evitar el contacto con periodistas. No está dando entrevistas, está evitando tener que confrontarse”.


Nacional

13 de octubre, 2016

Autor:

a_uno_282900

Juan Manuel Astorga tuvo palabras poco felices para el senador Alejandro Guillier al recordar su actuación durante el bullado caso Spiniak y donde un equipo de Chilevisión se valió de cámaras ocultas para mostrar que el entonces juez Daniel Calvo asistía a un sauna gay.

En entrevista con La Segunda, el conductor de El Informante declaró que “si tú me preguntas cuál es mi opinión sobre su desempeño en el caso Calvo, deja mucho que desear. Fueron decisiones desacertadas, a lo menos, y cuestionadas desde el punto de vista ético y editorial”.

“Lo que hizo con el juez Calvo fue violentar la intimidad de una persona y obligar a dejar el caso, con un nivel de prejuicio, porque el juez Calvo no tenía un comportamiento de pedófilo ni nada por el estilo”, recalcó.

“No había por qué hacer esa información pública y finalmente se estuvo en el límite del chantaje”, dejó en claro.

Junto con ello, se refirió al argumento dado en su momento por Alejandro Guillier para justificar las grabaciones a Calvo, donde aseguró que el magistrado podría haber quedado vulnerable a presiones.

“Vulnerable a las presiones somos todos. Conflictos de intereses tenemos todos, pero obligarlo a tener que hacer pública una parte de su vida, que no tenía nada que ver con la investigación, es lo que finalmente derivó en los cuestionamientos éticos y públicos”, argumentó.

En tanto, también cuestionó la decisión de Guillier de evitar referirse al tema, apuntando que “lo que más me sorprende es que él es periodista. Lo que más ha hecho es evitar el contacto con periodistas. No está dando entrevistas, está evitando tener que confrontarse”.

“Él terminó utilizando la más tradicional de las herramientas políticas y la más despreciada por periodistas… Siento que se convirtió demasiado en político y olvidó su profesión anterior. Yo lo he venido persiguiendo, y hasta ahora, no he tenido respuestas”, sentenció.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia