Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Caso Caval: Dávalos con Compagnon buscan confirmar fin de la causa provocada por error de tribunal

El juzgado de Garantía de Rancagua notificó el 21 de septiembre el final del caso de cohecho que afecta también a ex funcionarios de la municipalidad de Machalí. El mencionado tribunal rectificó el error.


Nacional

14 de octubre, 2016

Autor:

Presidenta participa de gala en Teatro Municipal

Fue una querella por cohecho que presentaron los abogados Mario Zumelzu y Carolina Contreras la que se sumó a los delitos que están siendo investigados en el contexto del caso Caval, que inicialmente indaga las posibles irregularidades en el proceso de la compra-venta de un terreno en Machalí.

La citada empresa era propiedad de la nuera de la Presidenta, Natalia Compagnon, junto con el relacionador público, Mauricio Valero, y también se indagaba posible responsabilidad del hijo de la mandataria, Sebastián Dávalos, ex director sociocultural de La Moneda.

El punto es que la causa por posibles coimas –donde también estaban mencionados los otrora funcionarios de la Municipalidad de Machalí, Wilfredo Valdés, Jorge Silva Menares y Cynthia Ross– avanzó, hasta que sorpresivamente, de acuerdo publica La Tercera, el 22 de septiembre, los abogados de la gente que está en el caso recibieron una notificación sorpresiva. Ricardo Libretti, juez de garantía de Rancagua, decretó el sobreseimiento total y definitivo de la causa. Esto, porque “habiendo transcurrido un término superior a 30 días por la querellante, sin diligencias útiles para dar curso al proceso de su parte, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 402 del código procesal penal, se decreta el sobreseimiento total y definitivo de la causa”.

Debieron transcurrir 8 días para que Carolina Contreras solicitara al tribunal rectificar la resolución, argumentando que este tipo de clausura de un caso tendría asidero en delitos entre privados, pero “la causa denominada Caval es un delito de acción pública”. Sin embargo, el 30 de septiembre, se desentendió de la resolución de sobreseimiento, argumentando que “en la presenta causa no se registra resolución con fecha 21 de septiembre de 2016”.

O sea… nadie entendía nada, y esto gatilló que las defensas, entre otros de Dávalos y de Compagnon, se dirigieran al tribunal el 6 de octubre para que la resolución de cierre se ejecutara.

Los abogados de Dávalos, Álvaro Morales y Pablo Araya, adjuntaron “pantallazos” con la notificación original. Lo propio hizo la defensa de Compagnon, el abogado Antonio Garafulic.

Pese a todo, el martes de esta semana, el tribunal volvió a notificar a los intervinientes, y planteó que “habiéndose cumplido ordenada en autos y apareciendo de los antecedentes que por un defecto de diseño de sistema computacional de notificación a los intervinientes un proyecto de resolución antes de que se concluyera su tramitación con firma digital, proveyendo las presentaciones de los apoderados de Sebastián Dávalos Bachelet y Natalia Compagnon Soto, no ha lugar la resolución en que sustentan su pretensión” de mantener el sobreseimiento.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia